LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

0
114

LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO💫

28 de Noviembre

El Espíritu Santo no se lleva bien con el pesimismo. Porque a él sólo le interesa lo que pueda ayudarnos a salir adelante, no lo que nos clausure, nos detenga, nos paralice. Las personas movidas por el Espíritu Santo no se dejan vencer ni amedrentar por los fracasos. Tampoco bajan los brazos cuando escuchan opiniones melancólicas, negativas y pesimistas. Siguen adelante buscando nuevos caminos. Pero no son tercos que, cuando fracasan, quieren a toda costa seguir intentando de la misma manera, sin cambiar nada. Las personas verdaderamente tocadas por la luz del Espíritu Santo, cuando tienen un obstáculo, se ponen a buscar nuevas maneras de superarlo, consultan, investigan, aceptan los cambios que haya que hacer, intentan aprender lo que no saben.
De esa manera se desarrollaron algunos genios. Por ejemplo, a Einstein lo consideraban un loco soñador, que inventaba ideas fantasiosas; pero finalmente, con astucia y creatividad, logró hacer ver que su teoría era seria. A Edison, su maestro lo consideraba corto de mente. La primera vez que Elvis Presley se presentó a probar su voz, los especialistas en canto le dijeron que se dedicara a ser camionero. La excelente actriz argentina, Norma Aleandro, fue despreciada por la que ella admiraba como gran artista. Sin embargo, ellos sabían que tenían algo para ofrecer, y aceptaron cambiar muchas cosas y modificar sus proyectos, para ir creciendo poco a poco, para aprender a llegar a los demás, y de esa manera le regalaron al mundo algo que vale la pena. Dejemos que el Espíritu Santo nos enseñe a salir adelante, sin desgastarnos inútilmente en el pesimismo y en los lamentos.

PILDORAS DE FE💫

Siente la alegría que el Señor ha depositado en ti y di: «Me siento feliz, Señor, porque sé que me quieres. Me siento feliz, Señor, porque sé que eres mi amigo». ¿Qué es lo que crees que no puedes lograr? ¿En qué momento se te olvidó que Dios es quien te da las fuerzas para lograrlo todo y es Él quien tiene la última palabra? Creer en Dios, es, antes que nada, confiar en el amor que Él nos tiene y en su providencia como Padre que sabe dar cosas buenas a todos sus hijos y que no abandona jamás. Tu fe no debe basarse en sentimientos o en lo que no ves; sino en aquellos que no puedes ver pero que sabes de antemano que recibirás, pues Dios no defrauda. ¡Ánimo! Hoy te invito a renovar fuerzas. No te des por vencido ¡No te rindas! ¡Sé valiente! Esfuérzate y da más de ti. Dios te sorprenderá cuando menos lo esperes. Amén.