domingo, noviembre 27

Los cuatro iraquíes detenidos en Ezeiza con pasaportes falsos estarían vinculados a la Guardia de la Revolución Islámica

0
72

Se los demoró cuando intentaban salir del país rumbo a Amsterdam y luego a Alemania en un vuelo de KLM.

Las autoridades del aeropuerto de Ezeiza detuvieron a cuatro iraquíes que intentaron salir del país con pasaportes falsos. Los hombres fueron detenidos por la Dirección Nacional de Migraciones ​y puestos bajo custodia de la Justicia por el posible delito de falsificación de documentos públicos.

Ahora se supo, que en realidad serian ciudadanos iraníes identificados como Sozan Edo, (pasaporte A15910283), Massod Faeedi (pasaporte A9068590), Salma Al Saleem (pasaporte A17106980), ingenieros y técnicos en sistemas de ciber inteligencia. Mientras que el cuarto demorado, es Saad Qolo (pasaporte A19263910), también técnico.

Todos fueron detenidos en el aeropuerto de Ezeiza por orden del juez federal Federico Villena, luego de que se alertara que los individuos viajaban con pasaportes falsos. Querían salir del país rumbo a Amsterdam y luego a Alemania en un vuelo de KLM.

La detención de los jóvenes ocurrió el lunes pasado por la noche, pero se conoció recién este miércoles. En principio, según fuentes a cargo del caso, los iraquíes venían de Brasil y estaban intentando ingresar a Europa.

El juez a cargo del expediente es Federico Villena, que está al frente de la investigación sobre el avión venezolano-iraní que está retenido en el aeropuerto internacional, es quien quedó a cargo del caso por su jurisdicción.

Tras secuestrar la documentación, se realizó una compulsa con el Registro Nacional de Reincidencia y de Interpol para determinar si tenían antecedentes, eran buscados por las fuerzas policiales o figuraban en algún registro internacional de ilícitos. Según trascendió, los detenidos son jóvenes y tienen entre 20 y 23 años. Villena espera más datos para definir la situación de los cuatro iraquíes detenidos quienes podrían declarar en el juzgado.

El magistrado que está a cargo de la investigación del avión de procedencia venezolana, sospechado por terrorismo internacional, y que despertó fuertes críticas del presidente bolivariano, Nicolás Maduro, quien dijo que tanto la aeronave como la tripulación están “secuestradas” por la Justicia Argentina.