viernes, mayo 24

Los negocios de Belocopitt en plena pandemia: compró parte de Medicus y recibió subsidios millonarios en dólares

0
114

Enemistado con el gobierno nacional por los aumentos de la medicina prepaga, nunca se detuvo ni siquiera en tiempos en que la sociedad se paralizó

La administración de Javier Milei puso en estado de revisión gran parte del gobierno de su predecesor, Alberto Fernández, y encontró decretos facilitadores de enormes negocios como en el rubro del seguro. Pero, en estos días, ha decidido lanzar su ofensiva contra la figura de Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical, de parte de Medicus, además de controlar otras prepagas, a través de convenios, como Simeco del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la CABA que parece facturar según sus directrices, y titular de la influyente Unión Argentina de la Salud (UAS) que rodea a las grandes empresas de medicina prepaga.

Y, el círculo de decisión de Javier Milei, ha decidido confrontar no sólo contra un empresario polémico que está haciendo todo lo posible por hacerse odiar por casi toda la clase media del país o lo que queda de ella, sino porque siempre ha sido uno de los empresarios favoritos de Sergio Massa con importantes conexiones con los dirigentes del Frente de Todos que llevó a Alberto Fernández a la presidencia.

Tanto apoyo para el Frente tuvo su rédito en épocas de pandemia y en tiempos en los que la epopeya del relato oficial se sustentaba en la lucha contra un enemigo invisible a los ojos, el virus del Covid-19.

Funcionarios de Casa Rosada aseguraron a iProfesional que anotaron que, entre sus distintas empresas, Belocopitt recibió más de 13 millones de dólares del Estado para el pago de sueldos durante la pandemia.

Ahora bien, aparentemente, hubo discreción hasta en el reparto de fondos en pandemia de parte de los funcionarios de Alberto Fernández, porque las ayudas estatales a Belocopitt se financiaron a través de los programas ATP y Repro.

Por estos programas, todo su personal cobró su salario completo, incluso aquellos trabajadores que no eran considerados esenciales. En el sector dicen que no todas las empresas de medicina privada pudieron cobrar para toda su plantilla de personal y sólo recibían subsidios para los denominados esenciales, como debía ser por otra parte. Todo indica que pertenecer tuvo sus privilegios y si se está bajo las órdenes de Belocopitt todos cobraron, con la plata de los otros como diría Milei.

s

s

Los negocios del dueño de Swiss Medical en plena pandemia

Empresario inquieto, Claudio Belocopitt, también avanzó con otros negocios en esos tiempos de peste. Compró el Instituto Cardiovascular, en enero de 2021 adquirió el 50% de las acciones en una operación que calificó de «alianza estratégica» con Swiss Medical, e ingresó a Medicus, una firma que le competía y con mucho arraigo en el mercado de la salud.

Para, los actuales funcionarios cercanos a Karina Milei, «Belocopitt realizó negocios en el peor momento de la salud para todos los argentinos y aprovechó todo su poder financiero para expandirse».

Sin embargo, los voceros consultados no pudieron explicar a iProfesional la razón del nombramiento de Carlos Miguel Blanco, ex número 2 de Swiss Medical al frente de la SIGEN, organismo de control interno del Estado Nacional, ni porque Mario Lugones continúa haciendo y deshaciendo en el mundo de la salud.

Misterios de las complejas internas de La Libertad Avanza que armó un organigrama estatal a las apuradas y, en ocasiones, con conflictos de intereses entre los propios funcionarios.

Pero, lo cierto es que en tiempos de coronavirus, de Vizzoti, Kreplak, Massa y Alberto y Cristina Fernández, Claudio Belocopitt, socio en América TV, avanzó con sus negocios hasta convertirse en un jugador indispensable para el sector.

En enero de 2021, después de varios meses de ayuda estatal, Belocopitt expandió los negocios de Swiss Medical y compró el 50% del paquete accionario del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA) y en  el año 2022, la empresa ingresó en Medicus y actualmente construye una importante clínica en Nordelta un proyecto que comenzó en 2018.

El sanatorio estará ubicado en el Centro Cívico de la Ciudad, sobre la Avenida de los Lagos, entre la Iglesia y el Centro Cultural Judaico, muy próximo al ingreso sur Bancalari, y atenderá a los habitantes de Nordelta, vecinos de Tigre y barrios aledaños.Se estima que el primer módulo estará finalizado en los próximos meses y el proyecto contempla un edificio de 5 pisos y 2 subsuelos de 24.000 m2, con salida a tres calles. Prevé los servicios de Internación clínica, Cirugía, Obstetricia, Neonatología, Consultorios externos para adultos y niños, y un Centro de Imágenes y una inversión total cercana a los 85 millones de dólares.

En Nordelta, el barrio que podría ser el lugar en el mundo de Sergio Massa.

f:Iprofesional