jueves, febrero 29

Los salarios del sector público, entre los más altos: ANSeS paga en promedio $1 millón

0
158

Clarín accedió a los últimos datos informados por las áreas del Gobierno nacional. AFIP y PAMI, entre los que pagan más. La lista completa.

En épocas de vacas flacas y donde el poder adquisitivo está amenazado por la inflación desbocada, el Estado se consolida como un pagador de salarios más que interesantes, al menos en varias de las áreas que dependen del Gobierno Nacional. Esto ocurre en un mercado laboral que combina alta ocupación -entre formal e informal- pero ingresos de bolsillo bastante deprimidos.

Es una de las conclusiones que se pueden extraer de observar los salarios que se pagan en 142 dependencias oficiales, que volcaron sus datos salariales a la Base Integrada de Empleo Publico (BIEP), cuya administración está a cargo de la Secretaría de Gestión y Empleo Público de Jefatura de Gabinete.

El último dato informado es a diciembre de 2022. Como esos salarios incluyen el medio aguinaldo, Clarín tomó los salarios a noviembre de 2022 y los actualizó por el índice salarial del sector público difundido por el INDEC días atrás.

Las 15 que más pagan

Del relevamiento surge que hay 15 dependencias que pagan a sus 74.000 empleados salarios brutos -promedio ponderado- superiores al millón de pesos.

Otras 36 dependencias pagan 127.000 salarios de entre 500.000 y 950.000 pesos por mes.

Finalmente, hay casi 300.000 empleados que cobran salarios de entre $ 500.000 y $ 170.000 pesos.

Dos referencias para tener una idea del nivel de los salarios del sector público, organismos y empresas estatales.

– La paritaria de La Bancaria -actividad que paga posiblemente los mejores salarios del sector privado- se firmó el mes pasado y tiene una escala salarial que va de los $ 300.000 a $ 1,2 millón.

– El salario registrado promedio de la actividad privada en abril, según el RIPTE (Remuneración Imponible para Trabajadores Estables) fue de $ 239.000.

En la punta de la pirámide sobresale Cancillería, ($ 1.617.387) cuyos salarios combinan por un lado una vinculación directa con los del Poder Judicial y los que se pagan en la moneda del país que residen, para el caso de los embajadores y personal de carrera.

La AFIP ($ 1.529.435) y sus más de 20.000 empleados se destaca por tener salarios también -promedio ponderado- es otra de las que se destaca por los altos salarios. El organismo recaudador, como ANSeS y PAMI, por ejemplo, tiene un convenio de trabajo particular. Pero además, cuentan con un envidiable beneficio: se llevan al recibo de sueldo una parte de la recaudación de impuestos, que en muchos casos representa un sueldo extra por mes.

En la ANSeS ($ 1.087.295) ocurre algo similar. Tienen un convenio de trabajo de empresa, es decir no se rigen por la paritaria de la Administración Pública. En este caso, hay pagos extras por al menos dos vías: el recupero de créditos otorgados por el FGS y un plus basado en métricas como cantidad de personas atendidas en un mes.

Un ejemplo detallado de la Anses. En noviembre informó 163 salarios de $ 591.000; otros 159 de $ 624.863. También 7.029 sueldos de $ 834.521; 10 sueldos de $ 1.014.876; 5.695 sueldos de $ 849.571 y 21 sueldos de 1.131.927.

Desde noviembre, el índice de salarios públicos del INDEC que entre noviembre 2022 y marzo 2023 subió 29.9%.

Ajustados por ese índice, los salarios del párrafo anterior pasaron a $ 768.500; $ 812.322; $ 1.084.878; $ 1.319.339; $ 1.104.442 y $ 1.471.505 respectivamente.

El salario promedio ponderado da como resultado (que se acerca más al salario de las categorías más numerosas) da $ 1.087.295

AFIP y ANSeS entre los mejores salarios ofrece dos lecturas posibles.

Dos áreas donde manda Cristina

En ambos organismos la conducción fue definida por la vicepresidenta Cristina Kirchner. Son do áreas decisivas: una porque recauda y otra porque le paga todos los meses un cheque a 17 millones de personas, entre jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales.

También sobresale en el top-15 la televisión pública, altamente deficitaria y con bajísimo rating. Sus 952 empleados cobran un sueldo bruto promedio de $ 1.042.658.

Las fuerzas armadas y de seguridad están en la mitad inferior de la tabla. Los 65.000 trabajadores del Ejército cobran un promedio ponderado de $ 289.000). Los 21.573 efectivos de la Fuerza Aérea perciben $ 336.787 y los 26.316 que revistan en la Armada cobran $ 377.784.

Los 38.564 efectivos de Gendarmería están un poco más arriba, con $ 544.000. Los de la Policía Federal son 33286 efectivos y perciben $ 447.579.

Las dependencias están obligadas a informar a esa base diversos datos, como cantidad de empleados, género, modalidad de contratación, y el gasto salarial. La mayoría de las dependencias informa diferentes categorías salariales y cuántos empleados están en cada categoría.

De modo que en la BIEP se puede ver qué salarios se pagan a cerca de medio millón de trabajadores, incluyendo toda la Administración Pública Nacional, organismos descentralizados y Fuerzas Armadas y de seguridad.

Todas las dependencias están obligadas a volcar su información a esta base de datos. Algunas no lo hacen. Por ejemplo, el Banco Central o Aerolíneas Argentinas. El último dato conocido de escala salarial del BCRA es de septiembre de 2018. Los salarios del BCRA se rigen por la paritaria bancaria, que siempre acompaña la inflación registrada. Ajustando el salario de un sub-gerente por la inflación acumulada desde entonces, hoy está cobrando cerca de 1,4 millón de pesos.

En Aerolíneas Argentinas el gasto salarial de 2022 fue de 94.513 millones de pesos que se repartió entre 11.682 empleados. Un promedio simple a fin del año pasado de $ 622.000 (12 sueldos más dos medios aguinaldos, como mínimo). Aerolíneas, como casi todas las empresas del sector publico, paga sueldos muy altos -acordes con la actividad, eso sí- a pesar de que acumula pérdidas multimillonarias.

El caso paradigmático es el de los trenes, que tienen un déficit operativo de 3 millones de dólares por día. Sus 24.000 empleados (solo el área de Trenes Argentinos) percibe salarios brutos promedio ponderado de $ 643.543.

Fuentes de Jefatura de Gabinete consultadas aportaron algunas definiciones. El hecho de que AFIP, ANSeS y PAMI, por ejemplo, estén tan arriba en la pirámide responde a que cuando se organizaron administrativamente, lo hicieron con un convenio laboral propio ajeno al convenio colectivo que rige a la administración pública. “Se los invitó a sumarse al convenio general pero lo rechazaron de plano” señalaron.

Sobre el nivel de los salarios en general que paga el Estado, justificaron que la formación de los empleados es en promedio, alto. “El 45% de los trabajadores de la Administración Pública Nacional tiene título universitario y hay otro 13% con título terciario, no creo que esa proporción se replique en el sector privado”.

El nivel de los salarios del sector público, más la estabilidad laboral, pueden ayudar a entender por qué en muchas encuestas laborales surge como una aspiración muy arraigada poder conseguir un puesto de trabajo en el Estado.

Una encuesta reciente de la consultora sueca Universum arrojó como resultado que para el caso de la Argentina, trabajar para el Estado resultó la opción más atractiva para estudiantes de carreras de Salud y Medicina y de Humanidades, Arte, Educación y Derecho Por su parte, Banco Nación e YPF figuran en el top ten de lugares más deseados para trabajar. El banco está tercero entre los estudiantes de Negocios y quinto entre los de Humanidades. La petrolera queda segunda entre los estudiantes de Ciencias Naturales y tercera entre los de Ingeniería.

Para los especialistas de Universum, la presencia de fuentes de empleo público en los rankings es característico de América latina y tiene que ver con la aspiración a un empleo y un futuro estables.