lunes, junio 17

Los salarios formales pierden contra la inflación en diez provincias argentinas

0
93

El deterioro del poder adquisitivo de los ingresos de los trabajadores registrados se da en más de dos tercios de la población argentina.

Cada año, e incluso cada trimestre, las negociaciones salariales buscan compensar la pérdida del poder adquisitivo. Aunque algunos gremios lo logran, otros no. En un contexto económico en constante cambio por la inflación, este tema es muy complejo para muchos trabajadores. 

Si bien hay diferencias entre unas provincias y otras, respecto a la composición de la matriz económica de cada jurisdicción, datos recientes del Ministerio de Trabajo revelaron que diez provincias argentinas experimentaron ajustes salariales por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC). 

En dicho informe se destaca que, aunque 14 distritos tuvieron aumentos salariales del sector registrado superiores a la evolución del IPC, en los 10 en que hubo deterioro del poder adquisitivo habitan más de dos tercios de la población del país, lo que equivale a casi 30,9 millones sobre un total de poco más de 46 millones, según los datos del Censo de Población 2022. Estas estadísticas no incluyen lo ocurrido tras la devaluación y los efectos post PASO, pero permiten tener un panorama del funcionamiento del mercado laboral de cada zona del país.

Según los datos oficiales, entre junio de 2022 e igual mes de este año, la provincia con menor ajuste promedio de los salarios del sector privado registrado fue Santa Cruz, que presentó una variación del 105,3 por ciento. En ese mismo período, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) avanzó 115,6 por ciento. De manera que los trabajadores de esa provincia tuvieron ajustes que estuvieron 10,3 puntos porcentuales por debajo de la inflación.

A continuación, se encuentra que la segunda provincia con menor ajuste salarial entre junio de 2021 e igual mes de este año fue La Rioja (109,1%), seguida por Tucumán (111,4%), Corrientes (112,2%) y Chubut (112,7%).

Respecto a las jurisdicciones que perdieron frente a las subas de precios, se encuentra la más poblada del país. En la provincia de Buenos Aires el ajuste salarial medio del sector formal fue de 114,8%, la jurisdicción que mayor cantidad de trabajadores registrados tiene (2 millones), según el último informe del SIPA.

A su vez, Capital Federal (113,8%) y la provincia de Córdoba (115,2%) también se suman a las provincias que perdieron contra el IPC.

En lo que respecta a los que menos perdieron, los trabajadores de Jujuy fueron los que alcanzaron el mayor ajuste salarial promedio en el período analizado (132,7%), superando por 17,1 puntos porcentuales a la inflación de ese período. Neuquén (128,5%) y Salta (128,4%) completan el podio y, más atrás, continúan las provincias de Río Negro (122,3%), Catamarca (121%) y La Pampa (120,4%).

Es importante destacar que el porcentaje de ajuste salarial representa el ritmo de aumento de los ingresos en cada provincia. Sin embargo, un alto porcentaje de crecimiento salarial no garantiza necesariamente que los trabajadores estén entre los mejor remunerados. Por ejemplo, Jujuy, a pesar de tener el mayor crecimiento salarial nominal, tiene un sueldo promedio por debajo de la media nacional. Por otro lado, provincias como Santa Cruz, que tuvieron un bajo ajuste salarial en el último año, tienen uno de los niveles de ingreso más altos a nivel nacional.