viernes, mayo 24

Los salarios privados cayeron más del 20% durante el gobierno de Alberto Fernández

0
101

En los últimos cuatro años, los ingresos del sector privado formal disminuyeron en 3,5 puntos por el impacto de la inflación.

Según un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, que analizó la evolución de los sueldos desde 2011 hasta hoy, la participación de los trabajadores privados formales en la masa salarial total disminuyó en 3,5 puntos a lo largo del período analizado.

El trabajo revela que la participación del sector privado formal en la masa salarial total era del 38,5% en 2011, alcanzando su punto máximo en 2015 con un 39,3%. Sin embargo, desde entonces, esta participación ha ido en descenso, llegando al 33,8% en la actualidad.

En cuanto al sector privado informal, su participación se mantuvo en un 24,3% del total en los últimos cuatro años del mandato de Alberto Fernández, aunque en comparación con 2011, este porcentaje se redujo en casi cuatro puntos. Por otro lado, los trabajadores del sector público experimentaron un pequeño recorte (medio punto) en el período 2015-2019, pero en la actualidad su participación es 1,5 puntos más alta que al final del gobierno de Mauricio Macri.

El informe también destaca que las asignaciones sociales han experimentado un fuerte crecimiento en la masa salarial, pasando del 1,7% en 2011 al 4,8% en 2023. Por su parte, las jubilaciones también han aumentado su participación, pasando del 11,2% al 14,7%. En este sentido, Ieral afirmó que “estudiando la composición de la masa de ingresos se da cuenta de un desplazamiento de los sectores generadores de ingresos laborales privados por aquellos que dependen esencialmente del Estado”.

Los analistas también destacan la paradoja de que, aunque mejoraron los indicadores de empleo, los ingresos generados son menores en términos reales. “La masa de ingresos para 2023 se estima en $80 billones, mientras, en 2020, con una tasa de desempleo promedio del 11,6%, la cifra fue $6 billones más alta”, señalan. De hecho, entre esos $80 billones que calculó Ieral, los salarios privados son los que exhiben un mayor descenso en el mandato de Alberto Fernández.

Por ejemplo, los sueldos del sector privado formal cayeron un 20,6%, mientras que la remuneración del sector privado no registrado disminuyó un 13,6%. Los ingresos de los empleados públicos bajaron un 10%, y las jubilaciones perdieron un 15,4%.Finalmente, las asignaciones sociales (AUH, Tarjeta Alimentar y el Potenciar Trabajo, las becas progresar y otros programas) aumentaron un 100%.

En esa línea, Ieral apuntó: “Considerando que en el panorama presente entre 4 y 5 personas de cada 10 están trabajando y 4 de cada 10 son pobres, resulta evidente que muchas de las personas que venden sus servicios por una contraprestación no cubren sus necesidades básicas por insuficiencia de ingresos. Esto sugiere la posibilidad de que la situación actual en términos de ingresos sea incluso más desafiante que la del 2020”.

Estos datos muestran una situación desafiante en términos de ingresos para muchos trabajadores, lo que sugiere que la situación actual puede ser aún más difícil que en 2020. Además, se espera que la situación de los ingresos continúe siendo desafiante en el futuro, con retrocesos estimados entre “el 20% y el 17% en términos reales en los salarios y en los ingresos del sector informal y/o independiente; descensos del 17% en AUH y haber mínimo y un 13% en el haber medio previsional”.