viernes, noviembre 15
El tiempo - Tutiempo.net

Los seis problemas a los que se enfrentará el ser humano en el futuro

0
65
El fin de la materia, la lucha por sobrevivir con otros mamíferos y otras preocupaciones de la humanidad para superar las catástrofes existenciales que llegarán con el futuroEl astrónomo Martin Rees elaboró modelos que sirven para indicar hacia dónde se dirige el Universo gracias a lo cual se puede saber que habrá un eclipse solar total en Reino Unido el 23 de septiembre de 2090 porque la Luna, el Sol y la Tierra se mueven en órbitas estables y predecibles con perturbaciones muy leves, y existen ciertas constantes, como la ley de la gravedad, que están completamente probadas.

Rees también explicó en un artículo publicado en 1979 la vida en universos abiertos y describe las posibles catástrofes existenciales que amenazan la vida en el futuro, desde la muerte del Sol hasta el alejamiento de las estrellas dentro de una galaxia. En este panorama de previsibilidad y desastres naturales la pregunta es una sola: ¿cuáles son los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad en un futuro lejano si llegamos a sobrevivir?

1. Sobrevivir mejor que otros mamíferos

Estamos constantemente mutando y sujetos a la selección natural (incluso hoy en día, con buena atención médica, en los accidentes de tráfico mueren personas muy jóvenes), y la biotecnología moderna nos permite modificar deliberadamente nuestros genes. Sin mencionar las tecnologías que nos permiten fusionarnos con lo artificial. Es poco probable que sigamos siendo iguales durante los próximos millones de años, a menos que decidamos preservar nuestra genética. La ironía es que, para sobrevivir más tiempo que las especies de mamíferos que nos rodean, tenemos que convertirnos en algo muy diferente de lo que somos.

2. Sobrevivir al final de la vida útil de la biosfera

En aproximadamente 1.000 millones de años (cientos de años arriba o abajo), el aumento del brillo del Sol condenará a muerte a la biosfera de la Tierra. El problema es que el calor del Sol causa un mayor desgaste de la roca, lo que a su vez desencadena reacciones químicas que eliminan cantidades significativas de dióxido de carbono del aire como parte del ciclo del carbono y finalmente conducen a la muerte de la vida vegetal. Una solución sería la de tratar de proteger la biosfera con una megaobra de ingeniería durante el mayor tiempo posible.
Otra solución es mudar la vida al espacio, si aún no lo hemos hecho cuando la biosfera esté en su etapa final.

3. sobrevivir al principio del final de la vida del Sol

En unos 5.000 millones de años, el brillo del Sol comenzará a aumentar más rápidamente porque el helio acumulado en el núcleo lo calentará, convirtiéndolo en una enorme estrella gigante roja.
La temperatura de la superficie bajará, pero la salida total de luz será mucho mayor debido a la enorme superficie. Esto probablemente se traducirá en el fin de la Tierra, ya que es probable que el Sol se la trague en su proceso de expansión. Si no es así, se quemará hasta convertirse en una roca sin aire. Para sobrevivir a esto, cualquier vida inteligente que quede en el Sistema Solar deberá trasladarse a otros sistemas solares.

4. Sobrevivir al final de las estrellas

A medida que las estrellas brillantes se consuman, nos quedaremos con una población de estrellas enanas rojas estable pero longeva. Pueden brillar por billones de años. Pero la formación de estrellas disminuirá, y entre 10 y 100 billones de años, incluso las enanas rojas morirán. Para sobrevivir, la vida necesitará fuentes de energía distintas a la luz de las estrellas.

5. Sobrevivir al final de las galaxias

A la larga, en unos 100 millones de billones de años, toda la galaxia se dispersará o caerá en el agujero negro central. Los planetas alrededor de las estrellas también seguirán el mismo destino. Para sobrevivir a esto, los seres inteligentes necesitarían llevar las estrellas a órbitas que sean estables a largo plazo.

6. Sobrevivir al final de la materia

Nuestro tipo de materia está formada por átomos compuestos de protones, neutrones y electrones. Se dice que en circunstancias normales los protones y los electrones son perfectamente estables. Los protones estabilizan los neutrones. Por sí solos se descomponen con una vida media de unos pocos minutos. Sin embargo, muchas teorías físicas estiman que los protones no son realmente estables y en plazos de tiempo excepcionalmente largos, se deteriorarán. Hasta ahora, la descomposición de los protones nunca se ha podido observar, pese a algunos esfuerzos heroicos de investigación. Pero esto solo nos indica que el proceso de descomposición lleva billones de años, si es que sucede. Esta previsible decadencia significará el fin de la materia tal y como la conocemos. Las últimas estrellas enanas negras frías se convertirían gradualmente en cristales de helio e hidrógeno que se evaporarían silenciosamente. Lo único que quedaría sería radiación y agujeros negros en un Universo vacío.

Fuente: BBC News.