viernes, noviembre 15
El tiempo - Tutiempo.net

Macri vuela a New York para cumplir con su discurso en la Asamblea de la ONU y compartir una recepción diplomática con Donald Trump

0
67

El Presidente viaja en un avión privado. Estará sólo 15 horas en Manhattan y no tiene previsto reuniones con inversores y banqueros que apostaron por la economía argentina Por Roman Lejtman 23 de septiembre de 2019

Donald Trump y Mauricio Macri en la Casa Blanca durante su visita oficial de 2017
Donald Trump y Mauricio Macri en la Casa Blanca durante su visita oficial de 2017

Pasadas las 23:30, Mauricio Macri despegó desde el Aeroparque Metropolitano rumbo a New York para cumplir una acotada agenda diplomática que incluye su discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas, un encuentro con Michelle Bachelet para tratar la crisis institucional en Venezuela y un brindis organizado por Donald Trump para agasajar a los 50 jefes de Estado que llegaron a Manhattan para participar de las sesiones ordinarias de la ONU.

Macri no se reunirá con los banqueros e inversores que apostaron millones de dólares a su gestión presidencial, ni tampoco tiene previsto un cónclave con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) que este martes se encontrarán con el ministro de Hacienda Hernán Lacunza y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Esta reunión es clave para determinar si aún es viable el Standby Agreement que firmaron Nicolás Dujovne y Christine Lagarde hace un año.

El presidente argentino se alojará en el exclusivo Langham, un hotel cinco estrellas que está cerca del Empire State y el precioso parque Bryant. Fuera agenda se encontrará con Lacunza y Sandleris para conocer cómo les fue con los inversores de Wall Street y de qué manera plantearan su reunión con David Lipton, sucesor temporario de Lagarde, y Alejandro Werner, director del Hemisferio Occidental del FMI, que ya observan con muchísima atención la proyección internacional de Alberto Fernández.

A las 12.45 de la Argentina (una hora menos en Manhattan), Macri se subirá a su auto oficial y partirá hacia a las Naciones Unidas. Allí almorzará con el secretario general de la ONU, Antonio Gutierres, y los mandatarios que este martes tienen confirmada su participación en la Asamblea General de la ONU. Se trata de un almuerzo distendido, tradicional, que los jefes de Estado utilizan para intercambiar opiniones y acercar posiciones. Es un escenario de chit chat diplomático que se hace desde 1960.

Cuando termine de almorzar, Macri se entrevistará con Michelle Bachelet, que es la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. Bachelet hizo un trabajo formidable para exhibir la sistemática violación a los derechos humanos en Venezuela, y Macri respaldó en Argentina ese trabajo institucional que ratificó su posición política respecto al régimen populista que lidera Nicolás Maduro. Si no hay cambios de último momento, el presidente entregará a Bachelet su propio informe sobre violaciones a derechos humanos que realizó con las denuncias de los exilados venezolanos en la Argentina.

Mauricio Macri en el recinto de sesiones de las Naciones Unidas
Mauricio Macri en el recinto de sesiones de las Naciones Unidas

Entre las 18 y las 19 (hora de la Argentina), Macri ocupará el sitio principal en la Asamblea General de la ONU acompañado por el canciller Jorge Faurie, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, el vocero presidencial Ivan Pavlovsky, el embajador Martín García Moritán y el ministro Lacunza. Su discurso será de 15 minutos y reivindicará su decisión de insertar a la Argentina en el mundo, defenderá su apoyo al Acuerdo de Cambio Climático de París, rescatará el tratado entre Mercosur y la Unión Europea, y reiterará el derecho histórico sobre las Islas Malvinas, entre otros aspectos de su agenda global.

Al concluir su discurso en Naciones Unidas, Macri atravesará las atestadas avenidas de Manhattan para llegar a la recepción diplomática que Donald Trump y su esposa Melania prepararon en el impresionante hotel Palace. El presidente argentino compartirá la gala con otros 50 jefes de Estado y apenas tendrá unos minutos junto a su colega de los Estados Unidos. Hasta anoche, ni en Buenos Aires ni en DC, había un solo indicio que permitiera especular sobre una inesperada bilateral entre Macri y Trump.

Cuando crea que ya cumplió con el protocolo y las fotos oficiales, Macri marchará rumbo al aeropuerto de Teterboro, ubicado a 20 kilómetros de Central Park. En Teterboro estará aguardando su avión privado que cruzará el continente para dejarlo a las 7.30 del miércoles en el Aeropuerto Metropolitano. Así concluirá su última gira a Estados Unidos durante su primer mandato presidencial.

f:Infobae