Macri“liquidó” aRiquelme y metió a otro ídolo en el barro de la política boquense

0
96

Macri “liquidó” a Riquelme y metió a otro ídolo en el barro de la política boquense

Mauricio Macri y Juan Román Riquelme, en tiempos de relativa armonía entre ambos. Archivo

Mauricio Macri, en otro episodio de una “guerra” sin fin entre dos pesos pesados del “mundo Boca”, volvió a cargar una vez más contra Juan Román Riquelme al opinar de la política del xeneize, donde el expresidente del club de La Ribera y de la Nación aseguró que “el club es una institución y tiene que tener un conjunto de gente responsable que actúe coordinadamente, y eso no se ve”. 

En diálogo con radio Mitre Córdoba, Macri afirmó que hay mucha gente que piensa que “en Boca las cosas han cambiado y ya no funcionan como antes”. Y criticó nuevamente a la conducción de Jorge Amor Ameal, aunque enfocándose en Riquelme: “Hay cosas que escucho que no me siento identificado. No me gusta cuando todo gira en una persona”, soltó el exdirigente.

A diferencia de los palos a Román, Macri salió con elogios a Carlos Tevez, de fuerte amistad con Daniel Angelici, hombre cercano al propio Macri. “Lo imagino participando en el futuro inmediato de la política de Boca, sin dudas, lo veo comprometido”, indicó. Aunque advirtió que primero lo imagina en una etapa de aprendizaje, “integrando un grupo”.

De alguna manera, Macri instaló como posible y futuro candidato a encabezar una lista en Boca justamente a la némesis de Román, el propio Carlitos, que decidió dejar al xeneize hace algunos meses por cortocircuitos con la actual dirigencia.

Hace casi dos meses, Macri había brindado una entrevista en la que habló de las diferencias que parecían haber entre el presidente y el vice de Boca, cuando se hablaba de la grieta entre los dirigentes de Brandsen y los de Ezeiza, y soltó: “Ameal parece Alberto Fernández y Riquelme, Cristina Kirchner”. Hiperácido.

El Tevez dirigente

El mismo Carlos Tevez, meses atrás se había referido a la posibilidad de meterse en la política de Boca en un futuro. “Es una idea que tienen otros y me la van tirando. Yo me río porque ni yo sé qué voy a hacer. Terminé el primer año del curso de técnico y el año que viene empiezo el de coaching. Todos saben la amistad que tengo con Mauricio (Macri), Daniel (Angelici) y la exdirigencia, pero siempre dejé en claro una cosa: si pongo mi nombre, voy a ser el que maneje, no serán ni Macri ni Daniel Angelici. Si yo no tengo claro cómo llevar a Boca a lo más alto y siento que no estoy preparado, de dirigente no voy a estar. Eso no va a cambiar mi amistad con Daniel y Mauricio. Es una decisión que tengo que tomar con mi familia y tengo tiempo hasta 2023, que ellos tienen mandato, y hay que respetarlo y desearle lo mejor”, había dicho el Apache.