Macumba, amenazas y enojos: Pallarols habló del rechazo de Macri al bastón de mando

0
86
El orfebre reveló que miembros del equipo del Presidente «amenazaron» a una secretaria que trabajaba para él y que un representante del jefe de Estado lo llamó en 2015 para saber «si le había prestado el bastón a la Presidente Kirchner para hacer una macumba»
  • El orfebre Juan Carlos Pallarols reveló detalles de los cortocircuitos que mantuvo en 2015 con el equipo del presidente, Mauricio Macri, quien rechazó el bastón de mando que había realizado en conjunto con colegas y ciudadanos de todo el país.

    «En 2015 me llama para preguntarme una persona, que dice ser del Gobierno entrante, si yo le había prestado el bastón a la Presidente Kirchner para hacer una macumba. Yo no lo quise nunca contarlo, pero la gente tiene que saberlo», reveló Pallarols en diálogo con LN+.

    Los comentarios de Pallarols generaron la inmediata sorpresa del conductor, Julián Weich, y de los panelistas del programa.

    Hasta el momento, Pallarols no había contado los desencuentros que había tenido con el equipo de Macri, quien finalmente aceptó un bastón de mando realizado por otro orfebre de Mercedes.

    Pallarols luego reveló que integrantes del equipo de Ceremonial presidencial irrumpieron en 2015 en su taller, donde se encontraba su secretaria, que habría sido amenazada: «Es más, yo había dado la orden a mi secretaria que, si no se hacía la ceremonia de acuerdo a la tradición, que no se le entragara el bastón a nadie porque yo tengo una responsabilidad con el pueblo. Trabajaron dos millones y medio de personas. Lo vinieron a buscar medio de prepo, la amenazaron a mi empleada y ella, con mucha garra, empezó a gritar diciendo que la estaban amenazando».

    Según explicó, hubo tres testigos -estudiantes de periodismo del diario Crónica- que fueron testigos de esa escena: «Habia tres chicos jóvenes, estudiantes de periodismo de Crónica, y vieron a los supuestos guardias de Ceremonial de Presidencial. Fue público».

    En aquel entonces, el orfebre había lamentado que Macri «rompiera con una tradición de 158 años» porque durante los festejos por el 25 de mayo no utilizó ni la banda presidencial, ni el bastón de mando. Además, dijo que el bastón iba a ser entregado a la Basílica de Santo Domingo «hasta que algún Presidente quiera portarlo». El bastón que devolvió el presidente implicó, según dijo, once meses de trabajo y viajó por las 24 provincias para que habitantes de todo el país sumen un golpe de cincel a la pieza. El bastón ni siquiera fue elegido para el día de la asunción, ya que Macri eligió uno que confeccionó Damián Tessore, un orfebre de Mercedes.

    .