Malala Yousafzai, víctima de un ataque talibán a los 15, pidió ayuda internacional ante la toma de Afganistán

0
420
En 2012 un talibán se subió al autobús escolar y le disparó tres veces. Hoy, la activista por los derechos humanos Malala Yousafzai pide ayuda internacional urgente para el pueblo afgano

La activista pakistaní Malala Yousafzai, de 24 años, se pronunció ante la toma del poder en Afganistán por parte de los talibanes, los mismos que en 2012 le habían disparado por defender los derechos de las mujeres en su país.

Yousafzai, Premio Nobel de la Paz en 2014, escribió en su cuenta de Twitter: “Estamos en shock viendo cómo los talibanes toman el control de Afganistán. Estoy profundamente preocupada por las mujeres, las minorías y los activistas por los derechos humanos. Los poderes globales, regionales y locales deben llamar al cese del fuego inmediato, proveer ayuda humanitaria de manera urgente y proteger a los refugiados y ciudadanos civiles”.

La historia de Malala recorrió el mundo cuando su lucha por la educación de las mujeres empezó a incomodar al régimen islámico ortodoxo. Cabe recordar que desde la instauración de este gobierno en los noventa, las mujeres tenían vedado el derecho de acceder a la escuela, al trabajo e incluso de salir solas de sus casas.

Publicidad

“¿Cómo se atreven los talibanes a quitar mi derecho básico a la educación?”, lanzó Yousafzai en 2008, en un discurso que fue recogido por la prensa de toda la región del valle de Swat.

Cuatro años más tarde, cuando la joven viajaba en el autobús escolar, un hombre armado se subió y preguntó por ella, llamándola por su nombre. Entonces se dirigió hacia Malala y le disparó tres veces con una pistola. Una de las balas le dio en la frente y atravesó su hombro. La joven quedó inconsciente y en estado crítico varios días, hasta que pudo ser trasladada a un hospital de Birmingham, en Reino Unido, donde ahora estudia y reside.