Marcela Tinayre habló de la interna con Juana tras la aparición de Ámbar en el programa de Mirtha

0
247

La joven de 17 años ingresó al estudio con un enorme ramo de flores para su madre.

El programa especial de La noche de Mirtha (El Trece), con el regreso de la diva junto a su nieta Juana Viale y su hija Marcela Tinayre tuvo la presencia especial de su bisnieta Ámbar de Benedictis, y reunió a las cuatro generaciones de mujeres de la familia.

La joven de 17 años ingresó al estudio con un enorme ramo de flores para su madre (quien no pudo ocultar su cara de sorpresa al verla) y le dio un cálido beso a su bisabuela.

“Yo no lo sabía, Juana no lo sabía, mamá no lo sabía”, confesó Marcela Tinayre en una entrevista con Los ángeles de la mañana (El Trece, lunes a viernes a las 11), revelando que la presencia de Ámbar fue algo totalmente sorpresivo para ellas.

La conductora contó que cuando la producción le dijo que presente a Ámbar «el corazón» le «hizo chic».

Quién organizó la sorpresa fue Nacho Viale, productor del programa. “Ámbar tiene 17 años, ella decide, ella maneja, se mueve, decide sus profesiones”, señaló Tinayre.

“Su presencia fue un homenaje a su mamá, por todo lo que había trabajado (reemplazando a Mirtha)”, explicó Marcela. “Por eso Juana, cuando recibe las flores, pregunta si son para ella”, detalló.

Luego, contó cuál fue su reacción al ver a su nieta: «Vi entrar a Ámbar y me olvidé que era mi nieta. Vi entrar a una niña como la cuarta generación joven de los argentinos».

Y sobre la famosa cara de sorpresa que puso Juana, Marcela señaló: «A ella no le gustan las sorpresas en general, se tiene que preparar. Y fue algo muy emocionante. Me miraba fijamente, pero le mostré el papel. La sorpresa la desencajó, no sabía».

La conductora contó que su nieta estaba muy nerviosa antes de participar en el programa y descartó que la joven tenga la intención de realizar una carrera en los medios de comunicación. «No creo. Eso es una decisión de ella. Ahora va a entrar a la universidad”, aseguró.

Finalmente, detalló sus sensaciones de lo que fue «una comida familiar televisada». «Quiero confesar algo: yo hubiese llorado todo el programa. Me guardé. Dije ‘el programa es de ellas dos, yo voy a ser una generación que estoy acá apoyando. Voy a decir pocas cosas e importantes’. Quería hablar de la familia, de las pérdidas, del orgullo, de las mujeres”, reveló Marcela Tinayre.