jueves, julio 18

Más del 70%del presupuesto de seis provincias que apoyan el juicio a la Corte, depende de los fondos nacionales

0
193

De los diez gobernadores que acompañan el ataque contra el máximo tribunal, más de la mitad no alcanza a cubrir los gastos con presupuestos propios

El pedido de juicio político contra los miembros de la Corte Suprema de Justicia, por parte del presidente Alberto Fernández, que fue acompañado por algunos de los gobernadores aliados, reavivó las internas en el Frente de Todos.

Además, dejó en evidencia el nivel de dependencia económica que tiene algunos distritos para con los fondos federales, para poder sostener sus gestiones, sobre todo en medio de un año electoral.

Es que de las diez provincias que acompañaron la iniciativa del Presidente contra el máximo tribunal, seis de ellas no alcanzan a cubrir ni el 30% de su presupuesto con ingresos propios.

De acuerdo con un informe de la consultora Ecometría, La Rioja solo puede sustentar el 9% de su gasto con ingresos propios. En el caso de Catamarca sus fondos solo cubren el 16%.

Otra de los estados más dependientes del Gobierno nacional es el gobernado por el ultra cristinista, Gildo Insfrán, ya que Formosa solo sostiene el 17% de sus gastos con fondos propios.

Similar es el caso de Santiago del Estero que solo cubre el 17% de sus gastos, y la mayoría de los fondos son destinados a solventar el empleo público, que es uno de los más altos a nivel nacional. Mientras que las provincias de Chaco y Tucumán, solo pueden sostener el 24% y 28 por ciento, respectivamente, de sus presupuestos con ingresos propios.

Visto de otra manera, según el último relevamiento de la consultora para fines del 2021, las tres principales provincias que se recuestan en la coparticipación eran Formosa, con el 93% de sus recursos de la coparticipación, La Rioja el 90% y Catamarca el 89 por ciento.

Para comparar la necesidad de la llegada de los fondos nacionales, el promedio de todas las provincias es de 60 por ciento. Con excepción de tres de ellas que se encuentran por debajo de esa media, como: Buenos Aires con una dependencia del 50%, Neuquén del 47% y la Ciudad de Buenos Aires, con solo un 12 por ciento.