Massa le pone un techo a los gastos de los ministerios y acelera el bono para jubilados

0
120

Este martes el equipo del ministro de Economía recibirá a los representantes de las distintas carteras para marcar el tope disponible a cada una. Para el miércoles se espera conocer los detalles del refuerzo destinado a los adultos mayores.

En el comienzo de su segunda semana como ministro de Economía, Sergio Massa pondrá a prueba su poder de fuego frente al resto de las áreas de la administración pública. Por un lado, su equipo recibirá a los representantes de los ministerios para marcar cuál será el tope de gastos y paralelamente define la aplicación del bono para jubilados.

Este lunes por la tarde, Massa se reunió con el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, que revisa las partidas disponibles para cada sector, y la directora de la ANSES, Fernanda Raverta, con quien se ultiman detalles sobre el anuncio del próximo bono para jubilados, previsto para el miércoles. El bono para los adultos mayores será financiado por el adelanto del Impuesto a las Ganancias para 2000 grandes empresas, con la que se espera recaudar $200.000 millones.

“Hemos citado para el día martes a todos los y las responsables de administración de ministerios para darles la programación hasta fin de año, para que conozcan las prioridades de inversión y los techos de gasto”, escribió el titular del Palacio de Hacienda en su cuenta de Twitter.

En un informe de las primeras 48 horas de gestión que circuló en el equipo económico, las prioridades junto al resto de los ministros son la inversión y los techos de gasto. “No habrá más emisión para financiamiento hasta fin de año”, indica el documento.

Asimismo, también comenzó la coordinación con todos los demás sectores de la administración pública la fijación de topes al ingreso de personal, por la cual desde el 1° de septiembre cada área deberá presentar una declaración jurada sobre el estado de su planta.

Sergio Massa le pone un techo a los gastos de los ministerios y acelera el bono para jubilados

Después de haber captado la coordinación del área energética, con la salida del ahora ex secretario de Energía, Darío Martínez y Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica, Massa avanza en los últimos detalles del plan de segmentación de tarifas.

Según datos oficiales, 4 millones de hogares empezarán a pagar la tarifa plena desde el próximo bimestre, por pertenecer al segmento alto de ingresos o no haber solicitado la asistencia estatal para la energía. Anunció que los otros 9 millones de hogares, que completaron el formulario oficial y pertenecen a los niveles 2 y 3, podrían ser afectados por la quita de subsidios, según el consumo que tengan.

En el caso de la luz, los usuarios que superen un tope de 400 kWh mensual deberán pagar la tarifa plena, sin aportes del Estado, sobre el consumo que se exceda. En el caso del gas, se aplicará “un criterio federal con comprensión climática”. “La entrada en vigencia será por sector y zona, y será informada el jueves por la secretaría de Energía”, agregó. Las modificaciones sobre las tarifas de agua regirán a partir del 1° de septiembre.

Sergio Massa aún no confirmó a su viceministro

Otro de los puntos clave que quedan a definir tiene que ver con la designación del viceministro de Economía. El nombre del funcionario sería oficializado el próximo miércoles. 

El pasado viernes se esperaba que Sergio Massa oficializara a Gabriel Rubinstein como su viceministro. Sin embargo, en el entorno del nuevo titular del Palacio de Hacienda indicaron que todavía no había confirmación y que el nombramiento podría pasar para los días siguientes.

Rubinstein es un economista de amplia experiencia que se desempeña actualmente como director ejecutivo de la consultora GRA. En el sector público fue representante del Banco Central durante la gestión de Roberto Lavagna, y formó parte del grupo negociador de los acuerdos con el FMI y renegociación de la Deuda Pública. También ejerció como director ejecutivo de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y de la calificadora de riesgo Fitch.

En los últimos años, meses y días había lanzado fuertes críticas contra el Gobierno nacional y sobre todo contra el sector K de la alianza oficialista. En recientes declaraciones radiales sostuvo que la designación de la ahora exministra de Economía Silvina Batakis era una mala noticia justamente porque tenía el aval de la Vicepresidenta, a quien consideraba una de las dirigentes “más irresponsables en material fiscal”.