MEDITACION DEL EVANGELIO – Lc. 10, 38-42: *

0
97

MEDITACION DEL EVANGELIO *
*Lc. 10, 38-42: *


*No te inquietes.*


*1)Jesús entró: *
Es la actitud que vos y yo debemos tener en este caminar: meternos en la vida del otro no para chusmear o para andar picoteando como chimenteros, sino más bien para ayudar y consolar, compartir y dialogar. Hay veces que tenemos una estructura de vida en la cual estamos bien porque no nos metemos con nadie, nos enfrascamos en nuestra vida en donde llegas a vivir como burbuja. Es como que tu vida gira alrededor de vos, el Candy crash y el Face. ¡No! La vida va más allá de ello, y vos sos un don importante para otro. Ayudá porque si servís, podés hacer mucho bien en esta vida.


*2) Marta: *
Ella recibe y acoge. Qué lindo es ver la generosidad. Cuánto debemos dar gracias a Dios por el don de la mujer en nuestras vidas. En Marta vemos ese don generoso, lo maternal, lo acogedor, lo humano. Capaz que vos y yo hemos perdido estos gestos de delicadeza y de sencillez. El invitar unos mates a alguien, el pegar una llamadita a alguno por ahí, el preguntar cómo estas a algún amigo, el llegarte a visitar a tu vieja o a tu viejo y escucharlo, aunque te cuente la misma historia de su vida… gestos que muestran humanidad. Hoy ¿qué gesto humanitario harás? 


*3) María: *
En ella vemos la contemplación, el tener un momento de interioridad en la vida. ¡Aprender a callarte para escucharte! Saber que Dios quiere hablar en vos, pero para ello tenés que tener calma y bajar unos cambios. Tomate un tiempo y abandonate en las manos de Dios. Hoy Dios te quiere decir algo, trata de escucharlo en el silencio como María.[8/10 00:55] Maria concepcion:

💫

*EVANGELIO DEL DÍA*

💫

*Lucas (10,38-42):*
En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra.Y Marta, se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano».Pero el Señor le contestó: «Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor y no se la quitarán.»
*Palabra del Señor*