Mide 2,30 metros, no entra cómodo en los autos y le prohíben sacar la licencia de conducir

0
79

Es el segundo hombre más alto de Brasil, y su gran altura lejos de ser una solución, es su impedimento para trabajar.

autos
Mide 2,30 metros, no entra cómodo en los autos y le prohíben sacar la licencia de conducir. (Foto: Janine Morales)

Denis Albino tiene 47 años y mide 2,30 metros. Es la segunda persona viva más alta de Brasil, un país con más de 200 millones de habitantes. Su gran altura le trajo un problema importante: le prohibieron obtener la licencia de conducir, una herramienta que necesita para trabajar con autos.

La imposibilidad de sacar el registro para manejar legalmente no es un capricho de las autoridades. Es que con su gran altura tiene nulas chances de conducir en una posición segura, tal cual exige la ley de tránsito en el país vecino. Además, como calza 52, para controlar los pedales tiene que manejar descalzo.

Brasil
Incluso doblado, su hombro golpea con el techo del auto. (Foto: Janine Morales)

Hace 26 años que intenta sacar la licencia de conducir autos

El hombre nació en Brasilia y aprendió a manejar en 1994, cuando tenía 21 años, pero desde entonces encontró siempre la misma traba al intentar obtener el registro: “No cabe en el auto, señor. Lo siento”.

Conocido como “el Gigante” en su país, el hombre trató de obtener la licencia varias veces y en diferentes ciudades. Sin embargo, nunca encontró un automóvil en el que entrara cómodamente.

A pesar de no haber obtenido la licencia de conducir habilitante, Albino conduce de todas formas, porque lo necesita por trabajo. “Cuando me detuvieron, cada vez que escucharon mi historia, cooperaron”, explicó el hombre. En la misma linea contó que solo una vez le retuvieron el auto y cuando lo fue a buscar, al director del lugar lo conmovió su caso y le perdonaron la multa.

Actualmente, maneja un Volkswagen Parati de 1988 que compró hace cuatro años. Extendió el riel del asiento 10 centímetros más hacia atrás para poder extender aunque sea algo las piernas. Aún así, entra con el cuerpo torcido y la cabeza choca contra el techo.