sábado, julio 20

Mientras busca recalibrar el acuerdo, el Gobierno quedó a un paso de incumplir una meta clave con el FMI

0
158

El Banco Central le giró $140.000 millones al Tesoro y ya inyectó a la economía casi todos los pesos permitidos en el programa con el organismo. La próxima evaluación está originalmente prevista para junio, aunque el Gobierno pretende renegociar antes.

Mientras se dilata la negociación entre Sergio Massa y el FMI, el Banco Central (BCRA) volvió a financiar al Tesoro a principios de mayo y consumió casi la totalidad del monto previsto por el acuerdo con el FMI para todo el primer semestre. Así, el Gobierno queda a un paso de incumplir la meta monetaria, cuya evaluación está prevista originalmente para fines de junio.

Según las estadísticas diarias del organismo monetario, el 4 de mayo la entidad le giró $140.000 millones al Gobierno, que se suman a los $100.000 millones que transfirió en abril y los $130.000 millones que se emitieron en marzo. Todos los envíos se hicieron en concepto de adelanto transitorio, una suerte de préstamo que el Gobierno podría eventualmente devolverle a la autoridad monetaria.

Así, el BCRA envió un total de $370.000 millones en lo que va del año, cuando el objetivo previsto para junio es de $372.000 millones. Para añadir complejidad a la situación, el sexto mes del año habitualmente se incrementa el gasto y, por ende, tiene un déficit más alto que los precedentes, impulsado por el pago de aguinaldos a empleados públicos y jubilados, entre otros.

Sergio Massa pospuso su viaje a Washington, mientras continúan las discusiones técnicas entre el organismo y el Gobierno. (Foto: prensa Economía/Télam).
Sergio Massa pospuso su viaje a Washington, mientras continúan las discusiones técnicas entre el organismo y el Gobierno. (Foto: prensa Economía/Télam).

Este factor complica nuevamente al Gobierno en la negociación con el FMI para “recalibrar” el acuerdo, ya que los equipos técnicos del ministerio de Economía tendrán que explicarle al staff de organismo multilateral este desvío, sumado al de la meta de acumulación de reservas, que se encamina al incumplimiento en un contexto de bajas liquidaciones del dólar agro y uso de reservas para controlar el precio de los dólares financieros.

Acuerdo con el FMI: tres metas incumplidas

El acuerdo con el FMI firmado en 2022 por Martín Guzmán tenía tres grandes metas, que se encaminan al incumplimiento en la revisión prevista para junio:

  • Tope a la emisión monetaria, equivalente al 0,6% del PBI en 2023. De acuerdo a las estimaciones, para el primer semestre ese límite significaría un financiamiento al fisco de $372.000 millones y el BCRA ya giró $370.000 millones dos meses antes del cierre del período.
  • Acumulación de reservas. En abril, el FMI admitió el impacto de la sequía en las exportaciones y convalidó una flexibilización en la meta de acumulación de reservas del primer trimestre. Sin embargo, el compromiso del segundo trimestre se volvió más exigente y, con poco éxito del dólar agro, el Gobierno no podrá cumplirla.
  • Reducción del déficit fiscal, que tendría que representar 1,9% del PBI en 2023. El Gobierno ya incumplió esta meta en el primer trimestre y los economistas aseguran que el objetivo anual es desafiante.

Estos números obligan al Gobierno a renegociar con el FMI, aunque todavía las conversaciones no muestran signos de avance. El ministro Sergio Massa había planificado viajar a Washington para sellar el entendimiento, pero finalmente lo pospuso.

En su exposición ante la Cámara de Empresarios Estadounidenses (AmCham), el titular del Palacio de Hacienda afirmó que “está todo sobre la mesa en la discusión con el Fondo, absolutamente todo”. Y sostuvo que para el Gobierno es irrenunciable que el BCRA pueda intervenir en el mercado cambiario en un año electoral, donde se dispara la dolarización.