miércoles, agosto 17

Mientras pelea con la Corte, se complica el frente judicial de Cristina Kirchner

0
157

En Tribunales se rumorea que “es probable que anulen los sobreseimientos” de la causa Hotesur-Los Sauces en la Cámara de Casación.

El segundo semestre, cada vez más cerca, no traería buenas noticias judiciales para Cristina Kirchner. El único juicio oral en trámite está en su etapa final y el tribunal trabaja para llegar a una sentencia en agosto. Se trata del caso conocido como “Vialidad”, en el que se acusa a la entonces presidenta de direccionar obra pública para beneficiar a Lázaro Báez.

Antes de esa fecha, la Corte tiene en agenda resolver los recursos de queja planteados por la vice durante el proceso. Hay una decena de incidentes bajo análisis: rechazo a distintas medidas de prueba, el pedido para realizar un peritaje más amplio sobre los proyectos de infraestructura, una cuestión de competencia, y de “cosa juzgada” a raíz de investigaciones por defraudación contra Lázaro en Santa Cruz, donde la justicia responde a los K.

En principio, ninguno de estos reclamos tendría eco en la Corte para hacer tambalear la causa. Eso implicaría validar el único expediente por corrupción que realmente avanzó en la Justicia en contra de la Vicepresidenta, por el que también están procesados los funcionarios más emblemáticos de su gestión: Julio De Vido, José López y Carlos Santiago Kirchner.

El juicio realizado por el Tribunal Oral Federal 2 empezó en mayo de 2019, por lo que se cumplen tres años de trámite. La estrategia de la vice fue una defensa política, que tuvo su hito cuando desde el banquillo les vaticinó a los gritos a los tres jueces: “A mí me absolverá la historia, y a ustedes los va a condenar”.

Cristina Kirchner se aseguró además que los dos socios fundadores del Frente de Todos, en su condición de ex jefes de Gabinete, declararan en su favor: Alberto Fernández, ya como Presidente; y Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados. Ella no espera un fallo favorable, dijo varias veces que el “tribunal del lawfare tiene la sentencia escrita”. Y que eso no le importa.

En Chaco, la vicepresidenta, Cristina Kirchner, dio un discurso con duros mensajes para la interna oficialista (Foto: NA).
En Chaco, la vicepresidenta, Cristina Kirchner, dio un discurso con duros mensajes para la interna oficialista (Foto: NA).

Cristina Kirchner piensa en “su” 2023

Ella está abocada a construir su 2023, en el que nadie duda que el apellido Kirchner irá en la boleta. En el peronismo dan por descontado que será candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, lo que le garantiza fueros. Es difícil imaginar un resultado electoral cuando las dos coaliciones más importantes atraviesan por peleas internas, más allá de que se juran no romper. La mejor opción para ambos espacios es habilitar postulantes para las primarias, y el lugar clave es el territorio bonaerense. Por eso el repliegue kirchnerista en la provincia.

El frente de tormenta judicial por el desenlace de “Vialidad” se completa con otra investigación más sensible, ya que abarca a sus hijos. La vicepresidenta se llevó en noviembre del año pasado un triunfo inédito. El Tribunal Oral Federal 5 sobreseyó a los acusados por el negocio familiar de los casos Hotesur-Los Sauces sin realizar el juicio. Es decir: los consideró inocentes sin siquiera ver las pruebas y escuchar testigos.

Todas las miradas están puestas en la Cámara Federal de Casación, el máximo tribunal penal del país. El lunes pasado el fiscal ante esa instancia, Mario Villar, solicitó que se revoquen los sobreseimientos y se avance con el juicio oral. Tres días después, Carlos Beraldi (“el profesor”, como lo llama “la doctora) presentó un escrito en nombre de Cristina Kirchner, Máximo y Florencia para que cierre el caso.

Los jueces Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa deberán ahora convocar a las partes para una audiencia y luego están en condiciones de resolver.

Es probable que anulen los sobreseimientos”, dice un operador judicial con llegada a distintos espacios políticos. Sería un revés para Cristina, aunque la definición podría estar acompañada de un recorte de los temas investigados.

El gobernador de Santa Fe Omar Perotti recibió a los integrantes de la Corte Suprema y a demás participantes del encuentro "El juzgamiento del narcotráfico" (Foto: NA).
El gobernador de Santa Fe Omar Perotti recibió a los integrantes de la Corte Suprema y a demás participantes del encuentro «El juzgamiento del narcotráfico» (Foto: NA).

Cristina Kirchner, sin poder de fuego real sobre la Justicia

La Vicepresidenta sabe leer el escenario, por eso siempre en su discurso retoma la crítica a la Justicia. Lo que no tiene, a diferencia de cuando estaba al mando en la Casa Rosada, es poder de fuego real. Activó a través del Senado la discusión sobre cambios en la composición y el rol de la Corte. Eugenio Zaffaroni sugirió en el plenario de comisiones que lleva adelante el debate ampliar a 24 la cantidad de miembros y autolimitar al Presidente a través de un decreto para que sean los gobernadores los que elijan a un hombre y una mujer para completar los casilleros.

Estas propuestas no hacen mella en la Corte porque no le ven posibilidad de concreción en el Congreso. Es más, dejando de lado un rato sus internas, Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz acordaron levantar el perfil y darle protagonismo político al tribunal. Así debe leerse la foto en Rosario, epicentro del narcotráfico, donde se exigió mayor firmeza para combatir el crimen organizado.

“El país está en una crisis fuerte y hay un Gobierno débil”, es la evaluación compartida de los jueces. No serán las únicas señales de la Corte, que tiene en carpeta varios fallos de alto impacto económico, penal e institucional en los próximos meses. Bajará la intensidad en 2023, año electoral.