Mil veces Messi:una noche imperial para comandar el sueño de la Selección en el Mundial de Qatar

0
127

Nota extraída de Clarín por Nahuel Lanzillotta

El capitán argentino fue la gran figura de la noche en Al Rayyan para que la Selección se metiera en los cuartos de final.

Milenario.

Aquí, en la ciudad de Al Rayyan que funciona como puerta de entrada a la inmensidad de las dunas, hay algo todavía más inconmensurable y viste la camiseta número 10 de la Selección argentina. Lionel Andrés Messi llegó a los mil partidos en su carrera en pleno Mundial de Qatar 2022 y lo celebró con una de sus mejores actuaciones en Copas del Mundo, siendo el protagonista absoluto del sufrido triunfo por 2-1 ante Australia en la serie de octavos. Por cuarta vez se metió con el conjunto nacional entre los mejores ocho.

Como una tormenta de arena que no avisa y sacude a las tiendas del desierto, el capitán albiceleste apareció para desatar con esa zurda que todo lo puede el duelo ante una Australia cerrada en defensa. Ahí, entre la maraña de piernas largas de los centrales oceánicos, el 10 vio el espacio justo al recibir dentro del área (pase de Alexis Mac Allister que frenó y sirvió Nicolás Otamendi) y ponerla contra el palo más lejano del arquero.

El gol de Lionel Messi en fotos durante Argentina – Australia

Gol. Otro más de Messi en este Mundial. El tercero. Pero el noveno entre los cinco que lleva jugados. Así, quedó a uno de alcanzar a Gabriel Omar Batistuta, que con 10 es actualmente el máximo anotador argentino en Copas del Mundo. Curiosamente esta es la primera vez que el rosarino convierte en fase eliminatoria. Las anteriores veces habían sido todas en compromisos de grupos. Otro nivel superado para Leo, que volvió a tener el aliento de toda su familia en el palco.

¿Cómo seguir describiendo (escribiendo) a Messi? En cada paso, en cada gambeta, en cada baile con la pelota hay un récord, una marca nueva, un número irreal que él se encarga de volverlo verosímil. No tiene limite. No hay techo para su enormidad contenida en su metro sesenta y nueve. Leo no para ni piensa hacerlo. Juega y hace jugar. Una fiera competitiva que va por todo, todo el tiempo. Como en el césped del Estadio Amhad Bin Alí, en el que repartió fútbol y entregó sacrificio, en el que se ganó ovaciones y reverencias de los más de 40 mil hinchas testigos de la noche mil del 10.

La noche mil del 10. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

La noche mil del 10. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

Fueron 778 partidos con 672 goles en el Barcelona, donde reinventó la historia del club. Van 53 encuentros en el Paris Saint-Germain, con 23 gritos. Todavía le queda media temporada de contrato en Francia y ya preparan el plan para retenerlo al menos por un año más. Y contabiliza con el de este sábado 169 embanderado en celeste y blanco, con 94 tantos. Es el máximo artillero del conjunto nacional, el único en disputar cinco Copas del Mundo y el que más encuentros en este certamen disputó (lleva 24) porque ya había superado a Diego Armando Maradona (21).

Esto es solamente contando presencias oficiales. Pero la Pulga ya había pasado largamente los mil partidos jugados. Claro, si se le suman los 58 amistosos que protagonizó en Barcelona, los 22 en el Barcelona B, los 18 que tiene en la Sub 20 de Argentina, los 10 en el Barcelona C, los cinco en la Selección Sub 23 y los tres amistosos en el PSG, le da 1.116 encuentros en total. Entre todos estos duelos que no son contados en su carrera profesional, hizo otros 66 goles.

Eso sí, todavía le queda un tramo para superar a Javier Zanetti, que jugó 1.102 partidos hasta sus 40 años. Leo tiene 35 y por el momento no puso fecha de vencimiento. En Oriente Medio, Messi sigue en modo Copá América 2021: goleador, batallador, solidario y figura total.

Porque además de abrir el marcador, el rosarino se hizo cargo del juego y de manejar los tiempos. Supo cuándo acelerar. Supo cuándo frenar. Le sirvió dos asistencias frente al arco a Lautaro Martínez, que el Toro no pudo aprovechar. Corrió. Luchó. Se mandó una apilada imperial. Y casi hace otro golazo. Hasta el final fue un capitán de mar y tierra al borde del Mar Arábigo.

Messi frotó la lámpara y abrió el partido. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

Messi frotó la lámpara y abrió el partido. Foto: Fernando de la Orden / Enviado Especial

Por eso vale ese momento de cantos, saltos y alegría de cara a la gente con la clasificación en el bolsillo. Por eso vale disfrutar después de haber sufrido por un final innecesariamente riesgoso. Leo festeja junto a los demás el pasaje a cuartos en su noche especial y la ilusión, la suya y la de todos, crece cada vez más.

Como el comandante de la Scaloneta, Messi va por más andanzas. Aquí, en suelo árabe, sigue escribiendo historias que parecen cuentos pero que son muy reales. Y tiene asegurada al menos una página más en el gran libro de su mágica carrera. Contra Países Bajos, serán las mil y una noches del mejor jugador del mundo, que irá por otro paso hacia el sueño máximo.

Al Rayyan, Qatar. Enviado especial.