viernes, febrero 23

Milei podría derogar un decreto impuesto por Mauricio Macri, para designar a su hermana

0
77

La intención del libertario es incorporar a Karina como su nueva secretaria de presidencia, pero una normativa del ex presidente impide sumar familiares directos a la gestión.

Con su llegada al poder, el presidente electo Javier Milei, se ha enfocado en el armado del nuevo gabinete con el que iniciará su gestión el próximo domingo 10 de diciembre. Sin embargo el libertario se ha encontrado con una traba a la hora de sumar a su hermana al equipo de trabajo.

Es que por una norma que impuso el ex presidente Mauricio Macri, en el año 2018, se prohíbe el nombramiento de familiares cercanos en cargos importantes dentro del gobierno. Se trata del decreto número 98 que lleva la firma del fundador del PRO.

Por lo tanto, si Milei quiere agregar a Karina a su entorno más cercano de cara a la nueva administración del país, deberá derogar este decreto. De hecho La Libertad Avanza, señalaron que es muy probable que el presidente electo la incluya en el Gobierno de manera oficial y descartaron la opción de que lo asesore de forma externa.

Lo que quiere decir que deberá modificar el decreto. La normativa actual indica que “no podrán efectuarse designaciones de personas, bajo cualquier modalidad, en todo el Sector Público Nacional, que tengan algún vínculo de parentesco tanto en línea recta como en línea colateral hasta el segundo grado”.

Este dictamen aplica tanto para “el Presidente y Vicepresidente de la Nación, Jefe de Gabinete de Ministros, Ministros y demás funcionarios con rango y jerarquía de Ministro. Quedan incluidos el cónyuge y la Unión Convivencial”.

Otra de las trabas con las que se encuentra el líder libertario, es que para poder designar a Rodolfo Barra, como Procurador del Tesoro de la Nación, tendrá que emitir un decreto especial que lo ampare ante la normativa vigente que sostiene que: “El Procurador del Tesoro de la Nación deberá ser ciudadano argentino, no menor de treinta ni mayor de setenta años, abogado con el título habilitante expedido o revalidado por Universidad Argentina y contar por lo menos con ocho años de antigüedad en la profesión”.