Mundo abierto:desafío para desarrolladores de videojuegos ante el avance de la tecnología

0
230

El género de mundo abierto es cada vez más aclamado por los usuarios.

En pleno 2020, los mundos abiertos son los más reclamados por los consumidores. Estos juegos, cuentan con zonas kilométricas que podremos recorrer de diversas formas y que nos darán muchas horas de jugabilidad dependiendo las misiones que uno realice. Sin embargo, el gran riesgo que corren los desarrolladores al apostar por estos géneros es que el resultado final termine siendo mundos con muy buena calidad gráfica pero que carecen de un buen hilo argumental.

Los mundos abiertos que encontramos en los videojuegos más recientes son: Red Dead Redemption 2, The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Spider-Man y, próximamente, uno de los juegos que revolucionará el género; Cyberpunk 2077, una gran apuesta por parte de CD Projekt RED que se lanzará el 19 de noviembre del presente año.

No obstante, cabe preguntarse si realmente hacer juegos tan extensos es beneficioso; si no hay una buena idea que lo nutra termina ocurriendo que no sólo nos encontramos con extensas caminatas injustificadas, sino que también a la larga termina convirtiéndose en algo monótono para el jugador. 

Según el programador y desarrollador de videojuegos, Iván Albertti, apostar por estos géneros es una tarea difícil. “Desarrollar y diseñar estos mundos es un desafío; primero en la fase del planning conceptual se le da forma a varios lugares, luego se terraforma el mapa y por último se plantan los lugares diseñados para lograr la coherencia argumental y que no rompa con la inmersión del jugador. En cuanto al diseño, mientras más abierto sea, más complicado se vuelve darle sentido ya que hay que llenarlos de detalles y si esto falla se rompe con la ilusión de un mundo natural”, comentó. 

Uno de los casos más recientes fue con el lanzamiento de The Last Of Us 2, si bien no terminó siendo un mundo abierto como era la idea inicial del director y vicepresidente de Naughty Dog, Neil Druckmann, uno de los juegos más esperados por el público pasó a ser sumamente criticado, siendo víctima de “review bombing”, fenómeno que se da cuando los jugadores comienzan a dar puntuación negativa en masa justamente por la carencia argumental.

“Estos géneros son cada más desarrollados ya que ofrecen varias horas de juego y disfrute. Está comprobado que los jugadores disfrutan mucho más la exploración,que ser guiados de la mano. Es decir, las experiencias entre los usuarios son muy distintas: si yo me fui por A y vos te fuiste por B, nuestros juegos se desarrollan de manera distinta”, finalizó Iván.