sábado, noviembre 16
El tiempo - Tutiempo.net

Nadal-Schwartzman, duelo entre amigos por un lugar en semifinales del US Open

0
106

4 DE Septiembre 2019 – A Diego Schwartzman y Rafael Nadal los une una larga amistad, pero hoy serán rivales en los cuartos de final del US Open. Jugarán desde las 21.15. 

Rafael Nadal llegó a bromear que le prohibiría la entrada a Diego Schwartzman a su academia en Manacor: “No lo voy a invitar nunca más, porque sale disparado”, dijo el número dos del mundo, que hoy, desde las 21.15 de nuestro país, enfrentará al “Peque” por los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos. El partido se verá por ESPN.
El español y el argentino se enfrentarán por octava vez en su carrera. La última vez que se midieron fue en el Masters 1000 de Indian Wells en marzo con una victoria holgada para el mallorquín (6-3, 6-1).
El Peque, que sabe ante el monstruo que se está enfrentando, dijo que ese día no estaba al 100% -como ahora en Flushing Meadows, donde ha mostrado un excelente tenis- y asegura que alguna vez le ha sacado un set a Nadal.
“Es un gran campeón, no lo pude derrotar, algunas veces entre comillas estuve cerca, voy a tratar de entrar con esa confianza de que lo puedo derrotar como a cualquier otro y tratar de hacer lo mejor”, dijo Schwartzman, de 27 años y 21 del mundo.
De los 19 sets que han jugado, dos fueron para el argentino, el primero en el Abierto de Australia de 2018 y luego en el Roland Garros el mismo año. Nadal considera a Schwartzman “uno de los jugadores más talentosos del tour” y respeta “cada aspecto de su juego”.
En junio de 2018, antes de su choque en Roland Garros, Nadal dijo a los periodistas: “No lo voy a invitar nunca más, porque sale disparado”. Y en septiembre de ese año, después de arrebatarle ese set, Schwartzman recordó: “Dijo eso después de París, después del torneo de Roland Garros este año. Estuve allí el año pasado antes de París, y lo hice genial”.
“Jugué cinco sets con Novak y ahora este año volvió a ser lo mismo, pero perdí contra Rafa en cuatro sets. Le gané el primer parcial, así que en el resto del set, después de la lluvia, me dijo: ya no irás a mi academia”, añadió entre risas.
Schwartzman fue a parar a la Nadal Academy, que gestiona el jugador y su tío Toni, después de una mala racha en arcilla y el entrenamiento rindió frutos. Pero el porteño de 1,70 m es además un estudioso de sus rivales.
“Tengo mucha confianza en mi retorno, trato de estudiar donde mis rivales sirven en cada momento” para poder anticiparme. Es una tarea que también hará con Nadal, a ver si rompe la racha y llega a la semifinal de un Grand Slam por primera vez en su carrera.