jueves, febrero 29

Nueva subvariante de COVID-19: los casos aumentaron un 63% en un mes

0
247

La Organización Mundial de la Salud confirmó un crecimiento en el número de casos positivos de COVID-19, que también se vio reflejado en la Argentina. El fenómeno se relaciona con un nuevo sublinaje de la variable Ómicron.

Según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos de COVID-19 aumentaron un 63% en un mes: confirmó 1.5 millones de nuevos casos, y más de 2.000 muertes para el mes de julio. Pese a esta subida, la organización comunicó una noticia esperanzadora: los fallecimientos se redujeron en un 48% respecto a los 28 días anteriores.

En su reporte semanal, los expertos de la OMS advierten: “El COVID-19 sigue siendo una amenaza importante. La OMS insta a los Estados Miembros a que mantengan, y no desmantelen, su infraestructura establecida en relación con el COVID-19″.

El aumento también se ha registrado en nuestro país. Si bien las cifras no se comparan con las de los dos años anteriores, el Ministerio de Salud afirmó que se produjo un “leve aumento” en las notificaciones. De 77 casos confirmados en la semana del 17 de julio, el número trepó a 172 casos confirmados para el 14 de agosto.

El fenómeno se relaciona con los sublinajes de la variante Ómicron, que van ganando predominio en la transmisión del virus. Actualmente, la OMS está rastreando tres sublinajes en su categoría “variante de interés”: XBB.1.5, XBB.1.16 y EG.5. Esta última se conoce popularmente como Eris. También tiene otros 7 sublinajes en seguimiento. Una de ella es BA.2.86, que algunos expertos ya llamaron Pirola de manera informal.

El sublinaje Pirola ya se ha detectado en distintos países alrededor del globo, incluyendo a IsraelDinamarca, el Reino UnidoEstados UnidosSudáfricaAún no se conoce cuán infecciosa puede ser esta subvariante. Por otra parte, Pirola se caracteriza por sus numerosas transformaciones genealógicas: presenta más de 30 mutaciones en su proteína Espiga, la parte del virus que atraviesa la célula y que las vacunas entrenan al organismo para combatir. Los expertos creen que los anticuerpos generados por la infección con variantes anteriores tendrán dificultades para reconocer al nuevo sublinaje.