domingo, julio 21

Nunca visto: un dato inédito para entender la gravedad de la caída del consumo

0
146

Las ventas de supermercados y autoservicios se contrajo 10% en mayo contra el mismo mes de 2023. También baja versus abril. Y un registro excepcional

Nunca antes había ocurrido. Ni siquiera en anteriores crisis económicas, tan graves como la que está atravesando la Argentina. El dato es que, a la hora de hablar de consumo masivo, ningún rubro quedó al margen de la debacle.

Concretamente, las ventas de los supermercados y los comercios de barrios registraron una caída del 10% durante mayo, contra el mismo mes del año pasado, de acuerdo al último monitoreo que acaba de publicar la consultora Scentia, especializada en consumo masivo.

De acuerdo a fuentes del supermercadismo, la caída de mayo contra abril fue del 2,5% (desestacionalizado), lo que quita del análisis la posibilidad de una mejora Inter mensual. 

No se salvó nadie. La caída se dio, casi en igual proporción, tanto en las grandes cadenas de supermercados como en los autoservicios «chinos» y almacenes de barrio.

A los supermercados parece no bastarles con la ola de promociones que lanzaron en las últimas semanas, ni con los anuncios de congelar precios de una cesta de productos durante varias semanas. Tampoco el lanzamiento masivo de productos con marca propia, con precios sensiblemente más bajos que los artículos de primera y segundas marcas.

 El deterioro del bolsillo de los argentinos, en medio de la crisis, por ahora le gana a las estrategias comerciales de las grandes cadenas.

Fuente Scentia

Fuente Scentia

Crisis inédita en las góndolas

 Ninguno de los rubros que se ofrecen en las góndolas de los comercios pudo aguantar el ajuste de los consumidores.

Caen las ventas de productos de almacén -el 1,2% contra mayo del año pasado-, y también en el caso de las bebidas gaseosas y las alcohólicas, en torno al 19% interanual, en cada caso, aproximadamente.

Las ventas de productos perecederos son los más golpeados por la crisis, con un retroceso del 20% interanual. Acá impactan las menores ventas de lácteos, que es el rubro con mayores subas en los precios a la hora de hablar de los alimentos.

Algo también destacable es que la merma en el consumo masivo se da en igual magnitud tanto en el área metropolitana como en los distritos del interior. En ambos bloques, la caída ronda el 10% interanual.

Fuente Scentia

Fuente Scentia

La advertencia del FMI

En el documento que acompaña la octava revisión del acuerdo con la Argentina, los técnicos del FMI dejan planteado un escenario que, a esta altura de la crisis, luce escalofriante.

En el comienzo del reporte, en la página 3, el Fondo Monetario dice: «La actual recesión económica podría prolongarse más y el proceso de desinflación podría resultar más persistente, provocando penurias prolongadas e intensificación de las tensiones sociales, incluso con el refuerzo del gasto social».

El planteo se choca con la expectativa que hasta ahora quería establecer el Gobierno, con la posibilidad de una recuperación en «V», una mejora rápida y acelerada.

De hecho, el Fondo empeoró el pronóstico para la actividad económica. Calculó una contracción del 3,5% para este año, contra un -2,7% que había estimado en la revisión de hace unos meses.

Sin contar al sector agrícola, que en este 2024 tendrá una recuperación muy fuerte tras la sequía del año pasado, el Producto Bruto mostraría una caída del 6,0%. La más fuerte desde la pandemia.

Fuente Scentia

Fuente Scentia

Una caída tan fuerte se contradice con la expectativa de una mejora en la actividad durante el segundo semestre del año, tal cual la promesa del Gobierno.