OlivosGate:Alberto habría recibido la visita de una mujer durante el aislamiento porCovid-19

0
259

Se trata de Tatiana Pizlo Jezior quien ingresó a la Quinta de Olivos, el 30 de abril, cuando Fabiola Yáñez no se encontraba en la residencia.

El escándalo desatado por las visitas a la Quinta de Olivos durante el periodo en que se extendió la prohibición de circular, como consecuencia de la pandemia de Covid-19, sigue dando que hablar.

Ahora se conoció que una joven ingresó, durante la noche del 30 de abril de 2021, invitada por el propio presidente Alberto Fernández, y sin razón aparente. Además, cabe aclarar que ese día la primera dama Fabiola Yañez no se encontraba en Buenos Aires.

Se trata de Tatiana Pizlo Jezior, de quien solo se sabe que es una figura de la noche porteña, y que era amiga de la fallecida mediática Natacha Jaitt, quien admitió dedicarse a la prostitución.

De este modo, queda en claro que la muchacha no tiene ninguna vinculación con el Gobierno, ni cumple ningún rol específico, como para justificar el ingreso a la residencia presidencial. Y mucho menos en momentos en que estaba prohibida la circulación como efecto de la pandemia.

De acuerdo a la investigación periodística de RealpolitiK, la comunicación entre el mandatario y la joven, de tan solo 27 años, habría comenzado de forma virtual por iniciativa del propio Alberto Fernández. Asimismo, habría sido él quien la invitó a la Quinta de Olivos, con el reaseguro de que no quedarían registros de su visita nocturna.

De acuerdo a las mismas fuentes, Tatiana llegó cinco minutos antes de la restricción nocturna aquel 30 de abril, ya que consta en los registros de ingreso a la residencia oficial, que pasó por la guardia a las 19:55 horas, sin embargo no consta su salida.

Ante la consulta de los medios, la joven solo se limitó a responder: “no tengo nada que explicar”, claramente no es ella quien debe dar explicaciones de lo ocurrido, sino el propio Presidente que, mientras el país sufría una de las cuarentenas más largas del mundo, que conllevó a una crisis social y económica de innumerables consecuencias, por sus decisiones, Fernández se mantenía entretenido con visitas de famosas y festejos de cumpleaños, de los que nunca se arrepintió.