martes, septiembre 27

Orán vuelve al distanciamiento social; Aguaray, a la espera

0
244

15 DE Junio 2020 – Tras la cuarentena estricta, el intendente González anunció ayer flexibilizaciones. En Aguaray se mantiene el descontento tras los casos que dieron positivo y luego negativo.

El intendente de Orán, Pablo González, en la conferencia que brindó ayer. Prensa

Luego de haberse detectado la seguidilla de casos positivos de coronavirus y cumplir con dos semanas de cuarentena estricta, Orán volvió al distanciamiento social obligatorio, lo que supone una serie de flexibilizaciones para las actividades que se venían desarrollando antes del brote en ese sector de la provincia ocurrido el 31 de mayo último.

El intendente de Orán, Pablo González, envió un mensaje en la tarde de ayer a los oranenses en el que informó que la ciudad ingresó a la fase del distanciamiento social preventivo y obligatorio.

El trabajo de hisopados y seguimiento de sospechosos se divide con los voluntarios de la UNSa, sede Orán, quienes realizan la tarea a quienes cumplen cuarentena domiciliaria.

Cumplidas las dos semanas de cuarentena estricta, determinadas el 31 de mayo por una resolución, la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán entró a la fase de distanciamiento social preventivo y obligatorio, por lo que aumentan la flexibilidad para algunas actividades.

El transporte, tanto el interurbano como el urbano, de pasajeros podrá trabajar con las normas y protocolos vigentes, como así también la actividad comercial que podrá abrir sus puertas hasta el horario de las 20. El rubro gastronómico también podrá abrir hasta las 24; el deporte y las actividades culturales se habilitarán hasta las 20; las actividades religiosas hasta las 20; las salidas recreativas y las reuniones sociales y familiares vuelven a realizarse como ya estaban autorizadas, los fines de semanas y los días feriados, respetando una cantidad no mayor a diez personas y hasta las 24. Todas las actividades deberán respetar sus respectivos horarios y las normas y protocolos vigentes para la prevención de la propagación del coronavirus.

«De esta manera vamos retomando el mismo nivel de vida que el resto de la provincia de Salta», agregó el intendente. «Mantengamos al máximo los cuidados y pidamos a Dios que siga acompañándonos para sobrellevar esta situación», dijo.

Mientras tanto, para esta semana en Aguaray se espera alguna resolución municipal en el mismo sentido, luego de que el intendente Enrique Prado decidiera un aislamiento y paralización total de las actividades en el pueblo el pasado 2 de junio. Durante una marcha, el lunes de la semana pasada, los vecinos de Aguaray aseguraron estar «cansados de sentirnos discriminados. No podemos ni siquiera ir a Tartagal a la clínica o al supermercado, porque cuando se enteran que somos de Aguaray nos miran como si estuviéramos todos apestados». La indignación de los vecinos creció con la confirmación que los casos positivos en primera instancia luego dieron negativo en una pareja que viajó al sur del país.

Realizaron 336  testeos 

En la ciudad de Orán se han realizado más de 300 muestras para detectar el coronavirus. Del total de contactos estrechos 140 fueron los resultados negativos. Así lo confirmó el gerente del Hospital San Vicente de Paúl, Marcos Espinoza. El profesional confirmó a través de los profesionales de salud que a aquellos pacientes que se les repite el test y aunque les dé negativo, esas personas irán a casa con el alta, pero deberán continuar en cuarentena.
El infectólogo del nosocomio local, Marcelo Quipildor, expresó: “No es una situación controlada hasta que no terminemos de realizar todos los hisopados y sepamos que todos son negativos, para tener una situación de tranquilidad aún falta un mes”.
Quipildor informó el trabajo que lleva adelante a diario el personal de la salud para controlar a las personas que fueron repatriadas.
Los hisopados se realizan a los que cumplen cuarentena y a los repatriados que arriban a Orán desde “zonas rojas”, es decir de circulación viral de COVID-19, como Buenos Aires.
Los hisopados se deben realizar cada 14 días, ya que para dar el alta médica las muestras deben arrojar dos veces resultado negativo.