Otro dato doloroso: el 56% de los niños argentinos son pobres

0
164
El INDCE difundió los datos del primer semestre, y confirmó las perspectivas críticas: unas 18,6 millones de personas en todo el país no logran cumplir con sus necesidades básicas

La pobreza llegó al 40,9% en el primer semestre del año, lo que implica que unas 18,6 millones de personas en todo el país no logran cumplir con sus necesidades básicas, según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

A su vez, la indigencia trepó al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas que a junio pasado padecían hambre.

Sin embargo, uno de los datos que más duele es el de la pobreza infantil, que se disparó al 56% de los niños. Sobre este punto se explayó este miércoles el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo: “Todas las políticas sociales amortiguaron parte de la caída, sino sería peor. En principio, los números hacia adelante deberían de mejora porque hubo mejoras en la actividad económica en julio, agosto y septiembre”, comentó, en diálogo con LN+.

“Ha habido mucho despliegue con políticas sociales. En Argentina hemos logrado amortiguar pero la situación es muy crítica”, agregó.

La cifra conocida hoy sobre pobreza general es la más alta desde primer semestre 2004 que fue del 44,3%. A fines del 2001, antes del estallido de la convertibilidad, se ubicaba en el 38,3% y en el segundo semestre del 2002 saltó al 57,5%. Si la comparación se realiza versus el segundo semestre, la cifra conocida hoy es la mayor desde el 2003, cuando entre junio y diciembre la cifra era del 47,8 por ciento.

Un panorama aún más alarmante

El dato de pobreza es más alarmante si se lo mide de modo trimestral, algo que el Indec no hace pero sí los privados. Según sus proyecciones, realizadas a partir de la base de datos de ingresos del propio organismo estadístico, en el segundo trimestre del año la pobreza saltó al 47%, pero luego el dato semestral fue atenuado porque incluye la cifra del primer trimestre cuando no había pandemia.

Por eso, si se compara el dato del trimestre abril-junio con respecto al primero, cuando todavía la Argentina no estaba en aislamiento, la suba de la pobreza fue de 12 puntos porcentuales, ya que saltó del 34,6% al 47%. Ello equivale a 5 millones más de personas pobres en la Argentina y casi 2 millones más de indigentes, ya que la indigencia creció de 8,6% a 12,4% entre el primer y el segundo trimestre, estimó el economista Claudio Lozano.