Pandemia y política van de la mano en Salta

0
107

Después de la aparición de cada caso positivo surgieron denuncias e internas que solo agravaron la crisis sanitaria en la provincia.

14 May 2020 1

Después de la aparición de cada caso positivo surgieron denuncias e internas que solo agravaron la crisis sanitaria en la provincia.

14 May 2020

Rosario de Lerma vive horas convulsionadas. Luego de que se confirmara que una joven, que había regresado a esa localidad desde el sur, tiene coronavirus, una interna política parece haberse desencadenado en la localidad del Valle de Lerma. Las acusaciones entre el intendente y los legisladores del lugar van y vienen.

Horas después de enterarse que contrajo la enfermedad, la paciente tuvo que ser internada en el hospital Papa Francisco porque un grupo de vecinos se congregó frente a su casa para manifestarse.

Pero, esta situación traspasó lo estrictamente sanitario y alcanzó a la política. Ante el reclamo vecinal, el intendente Enrique Martínez aseguró que esas personas eran instigadas por el senador Sergio “Topo” Ramos. Ignacio Jarsún, por su parte, también denunció a Ramos.

El exintendente y actual representante del Departamento en el Senado recogió el guante y en el recinto de la Legislatura afirmó que esas denuncias solo buscan “correr el foco” del tema.

El legislador insistió que, con su denuncia el jefe comunal quiere quitarse la responsabilidad del traslado que se hizo de la joven entre Salta y Rosario de Lerma, días atrás. De acuerdo a lo expuesto por Ramos, en el municipio no se tomaron los recaudos necesarios y ahora existe un importante número de vecinos que quieren ser controlados.

Pero, lo sucedido en Rosario de Lerma no parece aislado si recordamos lo acontecido en torno al cuarto caso positivo.

En aquellos días, el propio Gustavo Sáenz se refirió a lo sucedido y no dudó en calificar de “delincuente” al trabajador golondrina que intentaba llegar al norte salteño, proveniente de Río Negro.

Ante este episodio, legisladores capitalinos criticaron a la ministra de Salud Josefina Medrano por permitir la instalación de “una bomba viral” en pleno centro, haciendo referencia al hotel donde se albergó a los salteños repatriados. Pero, en este caso no todo quedó en declaraciones.

Un grupo de legisladores e intendentes del Departamento de General Güemes denunciaron penalmente a Medrano por arriesgar la salud de los vecinos del lugar. La acción penal no avanzó aún, pero su impacto político fue notorio entre las filas oficialistas.

En Salta, la pandemia amenaza al endeble sistema de salud que recibió el nuevo gobierno, pero también puso en evidencia a una sociedad que responde con violencia ante el temor.

f: La Gaceta . Por Nahuel Toledo