domingo, junio 16

Para contener la inflación, postergan otros 90 días un aumento de los impuestos a los combustibles

0
177

A través de un decreto, el Gobierno suspendió un incremento tributario de 134% para atenuar el impacto en los valores al surtidor y su correlato en el resto de la economía.

El Gobierno volvió a postergar el aumento de los impuestos a los combustibles hasta el 1° de julio para evitar que se traslade a los precios del surtidor y reducir el impacto que tendría la inflación.

La misma medida se había tomado el 1° de enero, cuando se resolvió suspender también la actualización del impuesto a los combustibles hasta marzo para atenuar un aumento generalizado de los precios.

A través del decreto 168, publicado este viernes en el Boletín Oficial se resolvió prorrogar el incremento de los impuestos a los combustibles que estaba previsto para este sábado 1° de abril.

En los considerandos, se fundamentó que los motivos de la medida se debió al impacto que tendría en los precios al consumidor. “Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, señala el Ministerio de Transporte en el decreto.

En ese sentido, se argumenta que la prórroga de la actualización impositiva tiene como objetivo “una estabilización y una adecuada evolución de los precios”.

El decreto lleva la firma de Alberto Fernández y del Ministro de Transporte Diego Giuliano. (Foto: Ministerio de Transporte)
El decreto lleva la firma de Alberto Fernández y del Ministro de Transporte Diego Giuliano. (Foto: Ministerio de Transporte)

Los aumentos del impuesto a los combustibles suman un 134%

De esta manera, queda suspendido el aumento del impuesto a la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, hasta el 1° de julio.

Con la reforma impositiva de 2017, se estableció un monto fijo del impuesto que debe actualizarse trimestralmente de acuerdo a la variación del Índice de Precios al Consumidor. Sin embargo, en varias oportunidades se decidió postergarlo.

Los especialistas señalan que si no se suspendía el aumento impositivo el incremento en las naftas y el gasoil sería sustancial debido al impacto inflacionario.

“Ese aumento potencial, se iba a aplicar a partir de este sábado 1 de abril de 2023, y hubiera sido del 134% si no se volvía a suspenderlo y postergarlo”, calculó Sebastián Domínguez, CEO de SDC Asesores Tributarios.