Para Cristina no hay escasez: su vuelo a SantaCruz nos cuesta 44mil dólares

0
102

Por el fin de semana largo, la Vicepresidenta utilizó un avión oficial para viajar a Río Gallegos, donde estará hasta el lunes al mediodía, cuando retornará a Buenos Aires para participar del acto de la CTA por el día de la bandera.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner parece no escarmentar sobre la utilización de aviones oficiales para vuelos particulares, que nada tienen que ver con su función pública. A pesar de que se presentaron varias denuncias en la Justicia, por este hecho, aunque es cierto que ninguna prosperó.

En esta ocasión, el vuelo fue con motivo del fin de semana extra largo, por la conmemoración del paso a la inmortalidad de Manuel Belgrano, en donde la ex mandataria aprovechó para viajar a su lugar en el mundo: Río Gallegos, utilizando el Learjet 60- T11, con un costo total de 44.000 dólares.

La aeronave que se utiliza para tareas de vigilancia por parte de las Fuerzas Aéreas Argentinas, esta vez transportó a la Vicepresidenta para su descanso personal, en un contexto de crisis económica, que afecta a los sectores más vulnerables de la sociedad, que se manifiestan en distintas localidades del país para reclamar un salario digno.

Además, el lujoso viaje de Cristina se da en medio de la escasez de combustible que pone en jaque al sector productivo argentino, particularmente al agro, dificultando la cosecha y el transporte de productos. Claro está que para los dirigentes del Frente de Todos, el nivel de prioridades dista mucho de la realidad de los simples ciudadanos.

Cabe destacar, que este tipo de viajes de lujo frecuentes por parte de la Vice deAlberto Fernández, promovieron una serie de denuncias ante la justicia, sobre todo de sectores de la oposición, que derivaron en una breve investigación y el sobreseimiento de la funcionaria por parte de la Justicia Federal, por 21 viajes realizados al sur, con los aviones oficiales, con un costo superior a los 14 millones de pesos.

En otro de los vuelos por un feriado largo, específicamente el del 25 de mayo pasado, el T-11 viajó ida y vuelta a Santa Cruz, para trasladar a la presidenta del Senado, con un gasto de 70.000 dólares en el total de los vuelos.