Peligro: diez apps que permiten robar los datos de las tarjetas de crédito

0
263
Se publicó en un nuevo informe de VPNpro. Según indicaron, afectaría a más de 100 millones de usuarios

Las distintas aplicaciones VPN pueden descargarse desde el store de Google Play. Sin embargo, los usuarios podrían estar brindando la posibilidad a los hackers de que les roben todos los datos personales de sus páginas y demás aplicaciones.

Se trata de ‘apps’ como SuperVPN Free VPN Client, TapVPN Free VPN, Best Ultimate VPN – Fastest Secure Unlimited VPN, Korea VPN – Plugin for OpenVPN, Wuma VPN-PRO, o VPN Unblocker Free unlimited Best Anonymous Secure. También aparecen VPN Download: Top, Quick & Unblock Sites, Super VPN 2019 USA, Secure VPN-Fast VPN Free & Unlimited VPN y Power VPN Free VPN.

Una VPN, o Red Privada Virtual, es algo similar a un túnel seguro entre dos o más dispositivos. Estas conexiones, deberían servir para proteger el tráfico web privado contra espionaje, interferencias, censura y robo de datos.

Entre las vulnerabilidades que se encontraron, las aplicaciones permitirían a los piratas informáticos interceptar fácilmente las comunicaciones de los usuarios. De este modo, no solo pueden ver los sitios web a los que ingresa la persona, sino que también podrán robar sus nombres de usuario, contraseñas, fotos, videos y mensajes.

“En este momento, a más de 105 millones de personas les podrían haber robado los datos de la tarjeta de crédito o filtrado o vendido en línea sus fotos y videos privados, o grabado y enviado a un servidor en un lugar secreto cada minuto de sus conversaciones privadas”, advirtieron los especialistas de VPNpro.

Según se explicó, la vulnerabilidad de estas aplicaciones ya habían sido advertidas en 2019, en medio de una lista de apps que se enviaron a los distintos desarrolladores para que tengan en cuenta estos efectos. La única que añadió un “parche” para solucionar el problema fue Best Ultimate VPN.

Los expertos recomiendan eliminarlas de los ‘smartphones’, ya que también se puede acceder a los datos de las tarjetas de crédito de las personas, e incluso a las aplicaciones de sus bancos.

Fuente: Mitre