“Pepín” Rodríguez Simón, dispuesto a hablar con “consecuencias inimaginables”

0
112
El ex operador judicial de Mauricio Macri está negociando su entrega en Uruguay, pero todo pareciera indicar que la extradición avanzaría, lo que aceleraría la intención de «Pepín» de convertirse en «arrepentido» “Si habla, puede llegar a armar un lindo quilombo con consecuencia inimaginables; él sabe eso y si bien hizo consultas al respecto, dudo que dé el paso”, se esperanzó hoy un ex integrante del Gobierno de Mauricio Macri, consultado por NEXOFIN por la posibilidad de que el ex operador judicial Fabián “Pepín” Rodríguez Simón se presente finalmente como arrepentido en la causa por la cual pesa sobre él un pedido de captura internacional.

Como estrategia para dilatar su detención, Rodríguez Simón pidió asilo bajo la condición de refugiado político en Uruguay. Esta sola petición ya le otorgaría el status legal de refugiado, hasta que el organismo uruguayo encargado decida si rechaza ese pedido.

Todo pareciera indicar que Uruguay no interferirá en la extradición del ex operador judicial y los rumores sobre su posible “arrepentimiento” crecieron. En los últimos días trascendió que “Pepín” realizó consultas con abogados para conocer los beneficios de adherirse a la ley del arrepentido, por lo que no se descartaba que si regresa a Buenos Aires puede declararse “imputado colaborador”.

La posible decisión de Pepín generó indignación en el oficialismo y un temblor en la oposición.

De acogerse, la actual “ley del arrepentido” en la Argentina es clara al indicar que “Pepín” debería apurarse en tomar una decisión de ese calibre ya que se debe firmar el acuerdo de colaboración antes de que el juez decida la elevación a juicio o el cierre de la investigación. Una vez que el arrepentido firma el acuerdo de colaboración con el fiscal, el mismo tiene que ser aprobado por el juez. En caso de que este último dé luz verde, la reducción de la pena se aplica cuando el tribunal dicta sentencia y condena al arrepentido.

“Si Pepín habla para reducirse unos años la condena va a pasar a ser un paria: no lo van a querer ni en el actual oficialismo ni en la oposición, donde al menos ahora tiene algunos referentes que lo cobijan”, comentó a NEXOFIN la mano derecha de un actual intendente de Juntos por el Cambio.

Sin embargo, ya son muchas las voces dentro de la propia oposición que le soltaron la mano al ex operador judicial. En las últimas horas, el intendente de Mar del Plata y ex fiscal y juez federal, Guillermo Montenegro, comentó: “Yo creo que hay una justicia que está interviniendo y que Rodríguez Simón tiene que presentarse ante la Justicia y reclamar ante el juez, incluso, si esa justicia no es justa. Decidirá la Cámara Federal o la Cámara de Casación o la Corte. Pero, en definitiva, el presentarse ante la justicia es lo importante, es lo que corresponde. Obviamente, esto es muy personal y él habrá tenido los motivos para hacerlo. Pero yo no lo comparto”.

¿De qué se lo acusa?

La jueza María Servini investiga a Rodríguez Simón en el marco de una denuncia que radicó el empresario Fabián De Sousa contra Macri, “Pepín” y otros por lo que él entiende que fue una “asociación ilícita” para desapoderarlo de sus empresas en la gestión de Cambiemos y meterlos presos.

Después de una serie de entrecruzamientos de llamadas, la jueza Servini ordenó la indagatoria del abogado macrista que inicialmente estaba prevista para fines de mayo. Pero el lunes 17 de mayo, mientras se incorporó a la causa otra serie de datos de llamados telefónicos con otros imputados, Rodríguez Simón hizo pública su decisión de no volver a la Argentina y oficializar su pedido de refugiado político en Uruguay.

El 19 de mayo, entonces, la jueza Servini ordenó su captura nacional e internacional a los fines de cumplir con su declaración indagatoria. Y reclamó a Uruguay que no lo deje salir del país mientras se tramita este proceso de pedido de extradición.