Persecución y detención de un narcogendarme en Colonia Santa Rosa

0
78

Intentó darse a la fuga, se hicieron disparos y chocó con un móvil oficial. El operativo lo realizó la misma fuerza nacional, secuestraron cocaína y un arma.

 Persecución y detención de un narcogendarme en Colonia Santa Rosa

El VW Vento donde trató de escapar el gendarme detenido con cocaína.

En medio de una espectacular persecución por las calles de la localidad de Colonia Santa Rosa, el miércoles por la tarde un hombre perteneciente a la Gendarmería Nacional fue detenido y puesto a disposición de la Justicia Federal. Una comisión de la misma fuerza nacional a la que pertenece el gendarme detenido venía llevando a cabo una investigación.

Personal de la Unidad de Procedimiento Judicial de Orán y Tartagal, perteneciente a la Gendarmería, llevó a cabo el operativo donde detuvieron a uno de sus camaradas. La investigación la iniciaron gendarmes, pero que no pertenecen a la jurisdicción del norte provincial; sin embargo, las fuentes indicaron que el sospechoso sí tendría asiento en el norte salteño, tiros de arma de fuego irrumpieron en la localidad norteña. Junto a los disparos, la gente escuchó también el fuerte retumbar de motores que salían del vehículo conducido por el presunto narcogendarme, un Volkswagen Vento, y los móviles oficiales de la fuerza nacional.

Inmediatamente la gente salió a las calles para sacarse la duda si lo que habían escuchado eran fogonazos de algún arma y, ciertamente, se trataba de tiros que los gendarmes realizaron de manera preventiva. Pensando en las redes, algunos vecinos no dudaron ni tardaron en registrar algunas imágenes.

Una fuente cercana a la investigación consultada por El Tribuno sostuvo que cuando los gendarmes norteños se dieron a conocer a través de los chalecos, el sujeto a quien la fuente identificó con el apellido Lima (de más de 30 años) no dudó en darse a la fuga, con lo cual comenzó una espectacular persecución. Mientras el uniformado trataba de escapar a gran velocidad, impactó con uno de los rodados de la Gendarmería Nacional.

Fue detenido y desde el interior del VW Vento los efectivos de la fuerza federal secuestraron tres paquetes tipo «ladrillos» con más de 3 kilogramos de cocaína, sustancia que fue valuada en más de 7 millones de pesos. Además, también secuestraron tres teléfonos celulares y 34.000 pesos en efectivo.

Arma de fuego

Al momento de ser detenido, Lima, quien tendría un rango menor dentro de la fuerza nacional, ocultaba los «ladrillos» con la droga, cocaína de máxima pureza, y entre los elementos que fueron secuestrados por sus colegas gendarmes se encontraba un arma 9mm, se trata de una réplica del arma oficial.

Desde la misma fuerza indicaron que el valor de la sustancia estupefaciente secuestrada tras la persecución y detención del narcogendarme es de más de 7 millones de pesos. La cocaína estaba distribuida en tres paquetes que fueron incautados desde el VW Vento. El gendarme sospechado quedó en el Escuadrón de Tartagal.

Suele pasar que cuando un gendarme de rango menor es designado para alguna guardia, recién en ese momento la fuerza le entrega un arma de fuego oficial, a diferencia de gendarmes con jerarquías mayores, quienes sí poseen el arma de manera permanente.

Las fuentes apuntaron que presuntamente el narcogendarme provenía de Tartagal y se dirigía hacia San Ramón de la Nueva Orán. Tras el fuerte impacto producido en medio de la persecución, el gendarme Lima resultó con heridas a raíz de la explosión de un vidrio que pudo ser por el mismo choque o los tiros realizados.