martes, septiembre 22

Pesadilla de rico: le pidió prestado el Lamborghini a un amigo y lo chocó minutos después

0
96
Según informa ABC, el modelo siniestrado tiene un motor de 639 CV y una velocidad máxima de 325 kilómetros por hora Un hombre estrelló el auto que venía conduciendo, un Lamborghini Huracán, contra una caseta de electricidad en la ciudad española de Huelva.

El problema (además de la seguridad del hombre y de los que estaban cerca) es que el auto, valuado en unos 310.000 dólares y que quedó destruido tras el choque, no le pertenecía al conductor accidentado sino a uno de sus amigos.

En un video que comenzó a circular en las redes sociales, es posible ver cómo autoridades locales sacan el vehículo del lugar en el que se encontraba incrustado contra la pared de una pequeña estación transformadora de energía eléctrica. La parte delantera del coche quedó absolutamente destruida.

Los ocupantes del lujoso auto se escaparon del lugar inmediatamente luego del choque, que ocurrió en la madrugada del domingo y fueron localizados más tarde en un hospital Juan Ramón Jiménez de la localidad.

Allí, las autoridades policiales le notificaron al conductor -que se encontraba en buen estado de salud, con algunas heridas leves, igual que su acompañante- que estaba siendo investigado por “conducción temeraria”.

Al notar que ninguno de los dos ocupantes del superdeportivo era su dueño, los policías consultaron a ambos sobre el origen del vehículo que manejaban, y señalaron que se lo habían pedido prestado a un amigo.

Pero el accidente no solo fue desgraciado para el automóvil, los dos ocupantes y el propietario que lo habría prestado de buena fe, sino que también provocó que, gran parte del domingo, toda la región de esa zona del paseo marítimo de la ciudad se quedara sin luz.