miércoles, junio 19

Pese a que la Corte Suprema falló en contra del «Señor del Tabaco», seguirá sin pagar impuestos

0
74

El máximo tribunal revocó una cautelar que beneficiaba a la Tabacalera Sarandí, propiedad de Pablo Otero y que quedó en el ojo de la tormenta

El denominado «Señor del Tabaco» recibió un nuevo revés judicial este martes. La Corte Suprema revocó una medida cautelar que beneficiaba a la Tabacalera Sarandí, propiedad de Pablo Otero, en el marco de una causa de la firma contra el Estado Nacional, el Ministerio de Economía, AFIP y la DGI.

La empresa había solicitado la declaración de inconstitucionalidad de los artículos 103, 104 y 106 de la Ley 27.430, que establecen montos mínimos para los productos que comercializa, incluyendo toscanos, puros, cigarrillos y tabacos. Según la Tabacalera Sarandí, dichos montos mínimos superaban los precios de comercialización de sus productos.

Fallo de la Corte Suprema contra el «Señor del Tabaco», Pablo Otero

Según señalan expertos del sector, el fallo de la Corte contra el «Señor del Tabaco» es un precedente para cuando el máximo tribunal tenga que fallar sobre la sentencia de fondo.

Sin embargo, aclaran que, a efectos prácticos, no cambia en nada, ya que en marzo de este año esa tabacalera recibió una «ejecución de sentencia», mediante la cual Lavié Pico (juez de primera instancia) y la Cámara de Apelaciones le dieron lugar para ejecutar anticipadamente la sentencia de fondo, hasta tanto la Corte defina la constitucionalidad o no del Impuesto Interno Mínimo, hoy fijado en $792,73, pero que a partir del 1 de junio ascenderá a $1201,95.

Esta ejecución de sentencia les permite seguir pagando el 70% del precio de venta sin abonar el mínimo, estrategia con la que su participación del mercado pasó de 5% a 35%.

En concreto, la decisión de la Corte se centró en cuatro recursos de queja, entre ellos de la AFIP. En ese caso, el máximo tribunal dejó sin efecto la cautelar que ordenaba a la AFIP abstenerse de requerir a Tabacalera Sarandí la liquidación del monto mínimo y de impedirle la utilización del aplicativo previsto en la Resolución General 5113/21 para ningún trámite fiscal relacionado.

En el recurso interpuesto por Massalin Particulares S.R.L. (RH10), la decisión fue similar. Mientras tanto, en los recursos RH12 y RH13, también presentados por Massalin Particulares S.R.L. y la AFIP respectivamente, se cuestionaba la prórroga de las cautelares mencionadas.

La mayoría de la Corte, conformada por los jueces Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti, revocó la medida cautelar basándose en una decisión previa en la misma causa, resuelta el 13 de mayo de 2021.

La Corte Suprema falló en contra de

La Corte Suprema falló en contra de «El Señor del tabaco», que deberá volver a pagar impuestos

En esa oportunidad, siguiendo el dictamen de la Procuración General de la Nación, los ministros firmantes (junto con la jueza Elena Highton) consideraron que no se encontraba acreditado el peligro en la demora, requisito fundamental para dictar una medida cautelar. 

Además, el juez Carlos Rosenkrantz se excusó de participar en la decisión por haber sido abogado de Massalin.

La causa de fondo, aún está pendiente de resolución

La causa de fondo aún está pendiente de resolución en la Corte Suprema. En instancias previas, tanto el juzgado de primera instancia como la Sala IV de la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal habían declarado la inconstitucionalidad del impuesto cuestionado por Tabacalera Sarandí.

La decisión de la Corte Suprema sobre la medida cautelar implica que, por el momento, Tabacalera Sarandí deberá cumplir con las disposiciones de la Ley 27.430 respecto a los montos mínimos establecidos para sus productos.

No obstante, el fallo definitivo sobre la constitucionalidad de dichos artículos aún no ha sido emitido, lo que deja abierta la posibilidad de futuras revisiones y ajustes según la decisión final del máximo tribunal.

Este caso refleja el complejo entramado jurídico y fiscal que enfrenta la industria tabacalera en Argentina, donde las regulaciones impositivas y los litigios judiciales juegan un papel crucial en la operativa y la rentabilidad de las empresas del sector.

El «Señor del Tabaco» reconoció que no paga un impuesto clave

Hace algunas semanas, Otero publicó una solicitada en un diario y reconoció que no paga un impuesto clave con su compañía, un hecho que le permitió crecer en el mercado local. A partir de esta posibilidad, que le permite vender cigarrillos a un precio más baratos, actualmente Tabacalera Sarandí concentra el 45% del total del mercado de cigarrillos en Argentina.

En uno de los puntos expuestos en la solicitada, Tabacalera Sarandí se refirió al hecho de no pagar un impuesto que sus competidoras multinacionales sí deben afrontar: «El no pago del impuesto mínimo se sustenta en las sentencias dictadas por el Poder Judicial, que lo han declarado inconstitucional».

«Ninguna Pyme tabacalera paga el dominado impuesto mínimo, ya sea porque en su mayoría han obtenido alguna medida judicial que las exime de dicho pago o bien porque en los hechos, pese a no contar con medidas judiciales, el pago de dicho impuesto implicaría ni más ni menos que la desaparición de la empresa. En consecuencia, Tabacalera Sarandí no fue ni es la única empresa tabacalera que no paga el impuesto mínimo», resaltó.

En otra parte del texto, también acusa a la prensa de «omitir» información para perjudicar a la compañía.

En este escenario, la resolución final de la Corte Suprema será determinante para establecer el marco legal aplicable y las obligaciones fiscales de Tabacalera Sarandí y otras empresas similares en el país.

f:Iprofesional