Piden 8 años de prisión para Jaime y 4 para De Vido por la compra de trenes chatarra

0
88

La fiscal Gabriela Baigún pidió que los ex funcionarios kirchneristas cumplan condenas en la cárcel y además paguen millonarias cifras para resarcir al Estado por la compra de trenes en condiciones paupérrimas

En el marco de la causa por la compra de trenes “chatarra” durante el gobierno de Néstor Kirchner, la fiscal Gabriela Baigún pidió hoy que el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y el ex ministro de Planificación Julio De Vido, acusados por “administración fraudulenta y cohecho”, sean condenados a ocho y cuatro años de prisión respectivamente. Pide también que Jaime cargue con una multa de casi 16 millones de pesos.

La fiscal argumentó que, por un lado, el negocio con las ferroviarias de España y Portugal fue un fiasco en tanto los trenes que se adquirieron eran inútiles y su acondicionamiento en los talleres locales, como se había especulado, nunca se realizó. Por el otro, que Jaime cobró un soborno de casi un millón de dólares a través de una consultora de Manuel Vázquez, considerado su testaferro.

Este último tampoco queda limpio en la causa, ya que Baigún pidió cinco años y ocho meses de cárcel, más un castigo civil por el que tendría que resarcir al Estado con una multa de 11 millones de pesos.

La fiscal sostuvo: “Se encuentra acreditado que Julio Miguel De Vido, en su carácter de Ministro de Planificación, Inversión Pública y Servicios de la Nación, y Ricardo Jaime, en su calidad de Secretario de Transporte, es decir, máximas autoridades del transporte ferroviario, llevaron adelante una serie de actos jurídicos que, violando los deberes a su cargo, obligaron y comprometieron abusivamente al patrimonio del Estado Nacional”.

Los ex funcionarios están acusados por “administración fraudulenta y cohecho” por un monto que ronda los cien millones de euros, según estimaciones de la Auditoría General de la Nación.

Para la representante del Ministerio Público, con la compra de coches en malas condiciones que no se ajustaban al sistema ferroviario argentino, ambos violaron las obligaciones del “buen administrador”.

Baigún asimismo investiga por enriquecimiento ilícito a Ricardo Jaime, que se encuentra detenido desde 2016 en el penal de Ezeiza por estrago culposo después de la tragedia ferroviaria de Once. Antes había sido condenado por peculado e instigación al falso testimonio. Mientras que De Vido se encuentra libre, a la expectativa de una definición sobre la condena por el fatídico episodio en la estación de trenes aquel 22 de febrero de 2012.