sábado, junio 15

Plazo fijo UVA: entre la trabas de los bancos y las tasas bajas, se reduce la oferta para los ahorristas

0
124

El Banco Central cambió la regulación sobre el plazo fijo UVA precancelable a pedido de los bancos. El interés por estos instrumentos creció con fuerza a medida que subieron los índices de inflación.

Los plazos fijos UVA son la mejor herramienta que tiene el pequeño ahorrista a su alcance para defender sus ingresos de la inflación, aunque no de la suba del dólar. Sin una renta extraordinaria, al menos, conservan el poder adquisitivo en pesos. Sin embargo, es cada vez más difícil hacer uno de estos depósitos mediante las aplicaciones móviles de los bancos.

Del otro lado de la mesa, los plazos fijos que ajustan por precios son un pésimo negocio para los bancos. Las entidades reclamaron esto ante la nueva conducción del Banco Central (BCRA) que les concedió algunas modificaciones en el producto, de modo tal de desalentarlo. En particular, los cambios afectaron a la versión precancelable de estas colocaciones, que permite rescatar el depósito a partir del día 30.

Apenas asumió Santiago Bausili al frente del BCRA, el organismo desreguló la tasa fija de precancelación que percibían los clientes que decidían retirar su depósito antes de cumplir todo el plazo. En ese caso, se pierde el ajuste por inflación y se percibe un rendimiento fijo que estaba en 122,8% antes de ese cambio y que hoy se mueve entre 20% y 50%, según el banco, aunque alguna entidad llega a pagar 85%.

A pedido de los bancos, el Banco Central hizo varios cambios en los depósitos que ajustan por inflación. (Foto: Télam/ Daniel Dabove).
A pedido de los bancos, el Banco Central hizo varios cambios en los depósitos que ajustan por inflación. (Foto: Télam/ Daniel Dabove).

En una de ellas explicaban que, ante una tendencia descendente de las tasas, las instituciones financieras optaron por recortar fuertemente ese rendimiento, ya que, una vez realizado el plazo fijo, no se pueden cambiar las condiciones. Teniendo en cuenta que la colocación se extiende por varios meses, los bancos se cubren ante eventuales recortes.

La semana pasada, en tanto, el BCRA estableció que el plazo mínimo de colocación será de 180 días en lugar de los 90 días que regían anteriormente. Por otra parte, les puso un tope de monto en $5 millones. Estas novedades empezaron a regir el viernes 29 de diciembre y en algunos bancos consultados por TN todavía están terminando de actualizar los sistemas para poder ofrecerlo en la banca electrónica o móvil. Otros lo pudieron poner en marcha entre martes y miércoles.

Un mal negocio para los bancos

Aunque es obligatorio y la normativa obliga a las entidades a tomar esos depósitos por las mismas vías que captan los plazos fijos tradicionales, algunos bancos solamente permiten hacer colocaciones ajustables por inflación en la sucursal. Otros, esconden cada vez más la alternativa en las aplicaciones móviles o la banca electrónica.

El plazo fijo UVA permite cubrir los ahorros del efecto erosivo de la inflación aunque no los protege ante la suba del dólar. (Foto: NA/Juan Vargas).
El plazo fijo UVA permite cubrir los ahorros del efecto erosivo de la inflación aunque no los protege ante la suba del dólar. (Foto: NA/Juan Vargas).

“Para los bancos es el peor negocio, no tiene ninguna rentabilidad. Antes, se compensaba porque estaba el negocio de las Leliq, pero ahora desapareció eso. No hay forma de compensarlo”, se sinceraron en un banco.

El interés por los plazos fijos UVA creció junto con los registros de inflación. Según datos oficiales, al 27 de diciembre, el stock de depósitos ajustables por inflación promedió $342.000 millones. Esa cifra representó un alza de 38% con respecto al promedio de noviembre.

Al mirar los valores de fin de mes, la tendencia es más clara: el último día de noviembre, el saldo de plazos fijos UVA del sector privado sumaba $248.400 millones, mientras que el ultimo registro de diciembre muestra un stock de $545.000 millones.