Por decisión política los concejales suspendieron el tratamiento del Presupuesto 2020

0
386

El proyecto enviado la semana pasada estipula un incremento del 40% en relación al de 2019 y una suba del 50% en el precio de la Unidad Tributaria.

La semana pasada el Ejecutivo Municipal envió el proyecto de Presupuesto 2020 para el municipio y la Ordenanza Tributaria para el ejercicio del próximo año. A pesar de las intenciones para que el Concejo Deliberante apruebe ambas iniciativas en la sesión de mañana, los ediles decidieron postergar su tratamiento. Por esta decisión los concejales electos en los últimos comicios serán los encargados de abordarlo.

El lunes, el Secretario de Hacienda, Emilio Savoy informó que el proyecto diseñado por la gestión de Gustavo Sáenz estipula $7.036.874.868,29 para 2020. Esto representa  un crecimiento interanual del 40% en relación al de 2019.

De acuerdo a lo planteado por el funcionario municipal el financiamiento para su ejecución proviene en un 94% de fondos propios y destacó que se incrementarán partidas en un 34% a programas sociales municipales.

Uno de los puntos más cuestionados por algunos ediles fue el aumento del 50% en el valor de la Unidad Tributaria. Si bien el municipio había propuesto que su valor pasara de $9,95 a $15,42, los concejales acordaron fijar el monto en $15.

“En relación al año pasado se readecuó en un 34% y las paritarias fueron de un 38%. Mientras que en el acumulado de 2013 a 2019, la UT tuvo una readecuación de solo el 132% mientras que la tasa de inflación fue de un 251% y las paritarios de un 197,60%”, explicó el director de la Agencia de Recaudación, Rodolfo Paz Moya.

Sin consenso

En reunión de la comisión de Labor Parlamentaria, los ediles aprobaron mayoritariamente no tratar el Presupuesto 2020 en la sesión de mañana y dejar esta responsabilidad a los ediles electos, que asumirán el próximo 3 de diciembre. Algunos cuestionaron que el municipio se aventure a discutir el Presupuesto sin tener un proyecto similar en el ámbito provincial y menos aún en lo nacional.

“Con este presupuesto la variable de ajuste volvemos a ser los vecinos”, aseguró Cristina Foffani en diálogo con LA GACETA.

La dirigente del Partido Obrero sostuvo que Sáenz quiere irse dejando un “impuestazo y achicando el gasto público” a costa de los contribuyentes. “Rechazamos que los recursos para ingresar al municipio a través de impuesto como la obra pública prioritaria, salarios y demás sean la variable de ajuste de una política de achique. Si quieren achicar el gasto que terminen con los contratos leoninos de las empresas”, enfatizó.

Ángel Causarano fue el único que mocionó para que el proyecto sea tratado mañana, reprochó la conducta de sus pares y reconoció que el Presupuesto “debería haber sido consensuado” entre el intendente saliente y Bettina Romero. “Más de la mitad de los recursos se destinan a sueldos y queda poco margen para obras”, indicó.

Sobre el aumento en una Unidad Tributaria, el referente de Salta Nos Une sostuvo que el momento económico del país lleva a que un aumento del 50% parezca elevado, pero no dejan de ser parte de una realidad y del atraso en la readecuación del valor.

Alberto Castillo celebró la postergación del debate al expresar: “No podemos apresurarnos”. “Hay áreas como Obras Púbicas con un presupuesto similar a lo presupuestado para este año y eso provocaría que las obras sean escasas en la ciudad”, detalló.

Finalmente, Castillo defendió el aumento de la U.T. y manifestó: “Si queremos prestar un servicio como corresponde y estar en todos los barrio tenemos que actualizar las tarifas, es una realidad. La tributaria estuvo casi 15 puntos por debajo de la inflación anual. Con este aumento compensaría un poco las pérdidas que se vienen arrastrando”.