Por la devaluación, Argentina tiene uno de los abonos de Netflix más baratos del mundo

0
269

En Argentina se abona una cuarta parte de lo que se paga en otros países como Estados Unidos o Uruguay

La dura competencia que enfrenta Netflix con el surgimiento de nuevas plataformas de streaming la obligó a ajustar el precio de sus abonos bajo la excusa de elevar la calidad del contenido que hoy ofrece a sus clientes. La noticia generó el reclamo de muchos usuarios ya que en un economía inflacionaria como la argentina, el incremento de los valores lo vuelve menos accesible para un sector importante de la población. Sin embargo, al ritmo en que se devalúa la moneda ubica al abono que se paga en Argentina entre uno de los más accesibles de la región.

Desde este mes, los tres abonos: básicos, estándar y premium, oscilarán entre $542 y $1.343, teniendo en cuenta el impuesto IVA del 21%, el impuesto PAÍS del 8% y el adelanto de Ganancias del 35%.

El plan básico de la plataforma de streaming, libre de todo impuesto, tiene un valor de $379 al mes. Al sumar todos los impuestos, el precio de la boleta es de 541 pesos. En segundo lugar, el plan estándar cuesta sin impuestos 639 pesos y su precio final es de 913 pesos. Mientras que el plan premium cuesta 939 pesos y por los impuestos, se termina pagando 1.342 pesos.

Al dolarizar los valores al dólar solidario ($172,50), los abonos en la Argentina quedan en US$ 2,20 el básico, US$ 3,70 el estándar y US$ 5,44 para el premium, sin tener en cuenta los recargos impositivos. De esta forma, el país se posiciona como el más barato para adquirir el servicio de streaming.

En la lista de precios bajos le sigue Colombia (US$ 4.5) y Brasil (US$ 4.6) también tienen los planes más accesibles. A nivel mundial, quien más se le aproxima es Turquía, donde el básico ronda los 3 dólares.

En la vereda de enfrente, otros países tienen de los abonos más caros y que contrastan fuertemente con el de Argentina. Estados Unidos, de donde Netflix es original, el servicio basico asciende a 8,99 dólares, el estándar pasa a US$ 13,99 y el más completo se fija en US$ 17,99.

Incluso países vecinos pagan valores similares al de Estados Unidos pese a estar en esta parte de la región: en Uruguay el base está US$ 8,99; en línea similar, en Paraguay la tarifa mínima arranca en US$ 8.29.

Otros países con un abono elevado son Reino Unido con US$ 8,09, Australia US$ 8,08 y Japón (US$ 8,71). A nivel global, el récord lo ostenta España, con un básico que llega a los US$ 9,18.

Con información de Clarín