sábado, septiembre 19

Por la suspensión de pago, usuarios mantienen deuda millonaria con Edesa

0
178

A raíz del decreto nacional que prohíbe el corte de servicio por 3 facturas impagas. Son más de 200 millones y más de 70 mil usuarios los que deben el servicio.

La empresa distribuidora también tiene saldos impagos con Cammesa. Javier Corbalán

Según un informe que Edesa le remitió al Ente Regulador de Servicios Públicos (Enresp), más de 70 mil usuarios no pagaron el servicio de energía eléctrica. Las facturas impagas son 153 mil y alcanzan una deuda de 231 millones de pesos con la empresa prestataria.

Al inicio de la pandemia el presidente Alberto Fernández emitió el decreto 311/2020, con el que prohibió los cortes de los servicios públicos por hasta 3 facturas impagas. Se aplica a los servicios de electricidad, gas, agua y luz corrientes, telefonía fija y móvil, internet y TV por cable.

La medida regía por 180 días, y mediante el decreto 543/2020 se prorrogó por seis meses, además de ampliarlo a seis facturas impagas. Pero la provincia solo adhirió al primer decreto, por lo que en Salta este beneficio rige solo hasta fines de septiembre.

La suspensión alcanza a beneficiarios de planes sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo. También a monotributistas de las categorías más bajas y monotributistas sociales, jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia. Los ingresos de estos últimos beneficiarios no deben superar dos salarios mínimo vital y móvil.

Con las disposiciones nacionales se beneficiaban cerca de 100 mil de los 350 mil usuarios en la provincia; alrededor del 30 por ciento. Pero en Salta, por la resolución 555/20 que emitió el Enresp, la prohibición de suspensión de pago se extendió también para cualquier usuario que consuma menos de 500 kilowatts. «Son más del 90 por ciento de usuarios», resaltó Carlos Saravia, presidente del Ente. El consumo promedio de una familia es aproximadamente 300 kilowatts.

Las pymes también fueron alcanzadas por las disposiciones provinciales. Son más de 1.600 usuarios dentro de esta categoría que adeudan más de 140 millones de pesos de luz.

Por otro lado, Edesa sumó también a su deuda $513 millones por ajustes tarifarios por inflación que, indicó, se deberían haber aplicado en las facturas de mayo, junio y julio. Además, otros $244 millones que el Gobierno provincial les adeuda por subsidios del servicio a carenciados. Mientras que por deudas de organismos gubernamentales, municipales, provinciales y nacionales, detalló un importe de más de 150 millones.

En total, entre las deudas de usuarios, del Estado, más los aumentos no aplicados, acusó ante el Ente que se le adeuda más de $1.500 millones.

Según indicó el presidente del Enresp, esto implicó también una deuda de la distribuidora de energía Edesa con la generadora Cammesa de $1.200 millones, pero que ya fue regularizada. «Ya tienen un plan de pago hecho, todas las provincias, todas las distribuidoras hicieron lo mismo. Estaban esperando una ayuda del Gobierno», indicó Saravia.

Bajaron los cortes de luz

A raíz de las prohibiciones, los cortes por falta de pago de la energía eléctrica bajaron considerablemente. Desde el Enresp aseguran que los registros se deben a las normativas nacionales, pero también a las disposiciones que se dictaron desde el organismo.

Según informaron desde el organismo de control, el promedio mensual de cortes de luz para el año pasado fue de 6.680. El mes en el que hubo más cortes durante el 2019 fue en mayo, con 8 mil. Al iniciar la pandemia, estos promedios se redujeron a cero. Durante la segunda quincena de marzo no se registró ningún corte de luz por parte de Edesa. En los meses subsiguientes sí se registraron cortes del servicio pero de manera escalonada, quedando lejos de los registros del año pasado: en abril hubo 450, en mayo 1.050 y en junio cerca de 800.

«Esto es porque funcionan las garantías que acordamos con Edesa, que van mas allá de lo que otorgó el Presidente», resaltó Saravia.

El pago según fase

Edesa y el Ente fueron cuestionados luego de que la empresa prestataria aplicara una facturación sin control y estimada para la facturación del servicio de abril, cobrada en mayo. La estimación se hizo en base al mismo mes del año anterior y se justificó a raíz de la falta de control por el aislamiento obligatorio que regía en aquel momento.

El abogado explicó que esto se subsanó, y que a partir de ahora la facturación estimada se hará también en base al mismo mes del año anterior, pero pasará antes por el control del Ente. «Está supeditada a que certifiquemos la fuerza mayor y aprobemos. En caso de aplicar la facturación estimada, debe informarse en la factura para que se cumpla el derecho a la información del consumidor», indicó el representante del Enresp. «Nosotros ya la reglamentamos para una hipótesis de que se vuelva a fase 1, para los casos de Orán y San Martín, por ejemplo», señaló, mientras al mismo tiempo reconoció: «Siempre va a ser imperfecto, lo perfecto es la lectura del medidor».

En el contexto de incertidumbre que alcanza a los servicios públicos, el Ente dispuso una serie de herramientas para otorgarle al usuario la posibilidad de controlar su consumo, facturación y los intereses por mora a través de un simulador al que se puede acceder en la siguiente página web: www.e desa.com.ar.

f:El Tribuno