Preocupante: en diez provincias, los trabajadores populares ya superan a los asalariados privados

0
81

A la economía popular la integran las personas que “inventan su trabajo” y están por afuera del mercado laboral formal; son mayoría en Santiago del Estero, Chaco, Salta, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Catamarca, Corrientes y La Rioja

La dificultad de generar empleo privado de calidad en la Argentina durante la última década se ve reflejado en un incremento en el índice que registra a los trabajadores populares, entre los que se incluye a paseadores de perros, lustrabotas, pileteros, vendedores ambulantes, depiladoras, pescadores, cocineros de merenderos, cartoneros, entre otros.

Así lo refleja el propio índice que creó en 2020 el Gobierno Nacional, denominado Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular (Renatep), que ya tiene 3,5 millones de inscripciones. Según su última actualización, relevada por el medio eldiarioar.com, en diez provincias del país ya hay más trabajadores y trabajadoras de la economía popular que asalariados privados registrados.

Las provincias con mayor volumen de trabajadores en la economía popular son Santiago del Estero, Chaco –donde la diferencia se acerca a las 200.000 personas–, Salta, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Catamarca, Corrientes y La Rioja.

Actualmente, el total de trabajadores asalariados privados es de siete millones de personas en la Argentina. Se trata de un número que se ha mantenido estable durante los últimos diez años, ante la dificultad de crear empleo de calidad privado. Al observar el incremento que, mes a mes, se da en el registro de trabajadores populares, muchos estiman que este número se seguirá acercando dramáticamente al de empleos privados.

En comparación con el informe anterior del Renatep, de febrero de 2022, aumentaron 7,4% las inscripciones (232.401 nuevas personas), sobre todo localizadas en en la región de la Patagonia y Cuyo. Aun así, las zona centro y norte son las que mayor cantidad de trabajadores de la economía popular registrados tienen.

Desde las agrupaciones sociales, estiman que el total de trabajadores de la economía popular es aún mayor y que podría alcanzar a las ocho millones de personas, por lo que exigen un tratamiento especial en términos de normativas laborales para estas personas. Recordemos que el Renatep comenzó a funcionar en julio del 2020, por lo que a medida que pasan los meses, muchas personas que desconocían este registro y forman parte de la economía popular, deciden inscribirse en el mismo.