sábado, julio 20

Qué dice el informe oficial que desató la ofensiva del kirchnerismo contra los supermercados

0
239

En el oficialismo responsabilizan a las grandes cadenas por la dispersión de precios que llega al 35%

Pese a las políticas de control de precios implementadas, el Gobierno aún no consigue mermar la inflación en los alimentos que cada consumen un mayor porcentaje del bolsillo de los argentinos. Al respecto, sectores del kirchnerismo apuntan contra los propios supermercados y amenazan con clausurar locales si la situación no cambia.

Una de ellas fue la vicepresdente de la bancada del Frente de Todos en Diputados, Cecilia Moreau, que lanzó un ultimátum de alto impacto en las principales cadenas: “Si siguen especulando, lo que habrá que hacer es tomar acciones concretas y clausurar las sucursales”. Pese a que el mensaje debe leerse en clave electoral, siendo la perdida de poder adquisitivo una de las principales razones por las que el kirchnerismo obtuvo un magro resultado en las PASO, Moreau tiene un sustento para realizar dichas declaraciones.

Un relevamiento oficial, realizado por la secretaría de Comercio Interior, en base a los datos que a diario cargan los propios supermercados con los precios de venta de los alimentos, revela que los supermercados venden un mismo producto pero con una diferencia de precio que puede llegar al 35%.

“No puede ser que la leche esté en un lado un precio y otro precio en otro lugar. Si siguen especulando con la leche de los argentinos, con el empobrecimiento de los argentinos, lo que habrá que hacer es tomar acciones concretas y clausurar las sucursales que tengan precios fuera de lo que tienen que tener”, amenazó Moreau.

El relevamiento de Comercio Interior está publicado en la página oficial www.preciosclaros.gob.ar en base a la carga que hacen los propios supermercados todos los días. La página arroja varios ejemplos: un paquete de arroz de un kilo “doble Carolina” que en un supermercado cuesta $209, en otra cadena vale $155. Una diferencia de casi 35%. Situación similar ocurre con todos los alimentos de la Canasta Básica.

Desde los supermercados, uno de los argumentos que sostienen refiere al final del programa de “Precios Máximos” -que mantuvo prácticamente sin cambios los precios a lo largo de todo el año pasado- provocó dispersión entre distintas cadenas.