miércoles, febrero 28

¿Qué puede ocurrir si la bomba económica explota antes del 10 de diciembre?

0
130

Nota extraída de Mdz por Beto Valdéz

En el mundo empresario y financiero comenzó a instalarse la hipótesis sobre la imposibilidad de la administración de Alberto Fernández de entregarle la bomba económica al próximo Gobierno, que muy probablemente sea de Juntos por el Cambio. Los escenarios que se manejan 20 marzo, 2023

Luego del fuerte impacto que causó la ratificación de una inflación que no tiene freno, en el mundo político y empresario comenzaron las dudas sobre la capacidad de la administración de Alberto Fernández de evitar que la bomba económica le explote antes del 10 de diciembre.

Siempre se dio por descontado que el oficialismo, sobre todo después de la llegada de Sergio Massa al Palacio de Hacienda, le iba a entregar ese riesgoso explosivo a la próxima administración. Teniendo en cuenta que existen grandes chances que una vez más las víctimas sean de Juntos por el Cambio, no es un tema menor el que se debate por estas horas.

Si el el presidente Fernández logra que la bomba le quede al próximo Gobierno, le habrá prestado un gran servicio a Horacio Rodríguez Larreta o a Patricia Bullrich, los presidenciables más firmes en todas las encuestas.

Desde ya que recibirán un gran problema pero con el atenuante que significaría el final de un Gobierno peronista con crisis extrema.

La aceleración de la inflación y la sequía retaceándole dólares al Banco Central son un cocktail explosivo que nadie sabe a ciencia cierta si el oficialismo está en condiciones de administrar. En caso de un serio agravamiento de la crisis, todo parece indicar que en primera instancia podría favorecer a una eventual administración de JxC.

Sin embargo, una aceleración de la dinámica con malas noticias en materia económica en pleno proceso electoral abriría interrogantes sobre el resultado. Analistas confiables de opinión no descartan en privado a MDZ que el principal beneficiado de ese escenario temible sea Javier Milei, quien ya promedia un 20% de intención de voto y está en crecimiento.

Los focus groups y ciertos sondeos permiten afirmar que cuanto peor sea la situación en materia económica, social y de inseguridad, todo es ganancia en primera instancia para el diputado libertario y a posteriori podría también favorecer a Patricia Bullrich por su discurso duro.

Hay un sector significativo del electorado que está realmente agotado de la clase política tradicional y considera responsables de la crisis general al actual oficialismo y a la principal coalición opositora.

No por casualidad hay un consenso inquietante entre la mayoría de los encuestadores: la actual fotografía muestra a Milei encaminándose a transformarse en el candidato presidencial que individualmente obtenga más votos en las PASO. Llama la atención que supere en intención de voto a dirigentes como Horacio Rodríguez Larreta o Bullrich.

Los dos presidenciables más competitivos del PRO en algunos casos juntan un número de adhesiones electorales que están lejos de los 20 puntos de Milei. Y además ha quedado verificado empíricamente que el comportamiento del electorado suele ser diferente entre las PASO y las generales.

Y en esta oportunidad parecería que volverá a repetirse lo mismo. No se puede sumar los votos que obtenga Bullrich en las primarias con los de Larreta y viceversa. El mejor ejemplo se registró en el 2021 con los votantes de Facundo Manes en la PASO: un porcentaje importante no fue a Diego Santilli en octubre y optaron por José Luis Espert, mucho menos competitivo en ese momento que Milei.

“Una cosa seria llegar a las PASO con cierta estabilidad y otra muy distinta en medio de un temblor económico, ahí el electorado puede disparar para cualquier lado, elegir masivamente a Milei, no ir a votar o una atomización del estilo de 2003”, comenta a MDZ un encuestador de los más precisos y serios.

Pero también, si la percepción de la crisis asusta al padrón electoral, puede resurgir la figura de Mauricio Macri porque algunos lo perciben como el único que está en condiciones de alinear a la tropa rebelde de JxC, cerrar acuerdos con Juan Schiaretti y eventualmente Martín Llaryora si gana las elecciones cordobesas, quienes le garantizarían además el aval de otros gobernadores del peronismo.

Algo similar aparece en el mundo sindical de la mano de los Gordos de la CGT. Armando Cavalieri viene pronosticando a su entorno que vuelve el expresidente. Macri podría incluso buscar un acercamiento con Milei, con quien mantiene un buen vínculo y muchas más coincidencias ideológicas de lo que se plantea públicamente.

La cuestión frente a este hipotético escenario, que es analizado en los últimos días por dueños de grandes empresas, es que sentimiento se impone más en la calle. La bronca o el miedo.

En el primer caso Milei aumentaría sustancialmente su cosecha electoral. “Si la gente busca un constructor de gobernabilidad optaría por el ingeniero por sus contactos internacionales y centralidad política, el problema lo tendría con los que no lo votarían nunca”, plantea otro consultor de experiencia.