Quién es el ministro clave de Alberto Fernández que pegaría el portazo

0
133

Desde hace semanas que el funcionario se siente relegado a un segundo plano por el presidente, Alberto Fernández; además del ninguneo presidencial, motivaciones personales en su terruño lo empujarían a abandonar la gestión en el Ejecutivo aunque, por ahora, él lo desmienta

Su gestión había comenzado a todo ritmo: reuniones de gabinete a las siete de la mañana en Casa Rosada, viajes por el país, reuniones con gobernadores y una agenda que era replicada sin falta por gran parte de los medios de comunicación. “Lo llamamos para mostrar hiperactividad y gestión”, era la frase que más se escuchaba en el Gobierno cuando se les consultaba por su llegada al Gabinete.

Sin embargo, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, está lejos por estos días de esas escenas de ministro todoterreno, y ya piensa en dar un paso al costado.

Si bien lo negaron en “on”, en “off” desde su círculo lo dan como un hecho y sólo resta definir el cuándo.

Las razones que lo llevaron a querer alejarse de Olivos son muchas. Recapitulando, uno de los primeros desplantes que recibió Manzur fue del propio Presidente, quien empezó a evitarlo. Seguido a esto, las reuniones de gabinete con las que había comenzado su gestión terminaron espaciándose al punto de desaparecer de la agenda diaria de la Rosada.

Siendo Jefe de Gabinete, Manzur esperaba formar parte de la extensísima comitiva que llevó el Gobierno al viaje presidencial a Roma y Glasgow. Sin embargo, no hubo pasaje para él.

Tampoco hubo micrófono en las casi tres horas de reunión que mantuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, con gobernadores provinciales para compartir en qué situación estaba el diálogo con el FMI. De aquel encuentro también participaba el Presidente. Hablaron Guzmán, Alberto y algunos gobernadores, pero no hubo espacio para Manzur.

La última escena que terminó por enojar a Manzur se dio el pasado martes 18 de enero en San Juan. Allí, durante la presentación de un cluster público-privado de energías renovables, el Presidente se mostró junto al anfitrión, Sergio Uñac. También estaban los gobernadores de las otras cinco provincias vinculadas al anuncio: Río Negro, Neuquén, Mendoza, Catamarca y La Rioja. Junto al Presidente llegaron a San Juan los ministros Guzmán; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; y el secretario de Energía, Darío Martínez. Manzur, que iba a ser el puente central con las gobernaciones, no fue invitado.

A este escenario adverso se suma que en la provincia que gobernaba hasta ser convocado por el Presidente tiene a un adversario político al mando. Tras su pedido de licencia asumió su segundo, Osvaldo Jaldo, quien está enfrentado a Manzur.

“La relación con el presidente es excelente”

Ante la ola de rumores, el funcionario se mostró este lunes en Casa Rosada y aseguró que su vínculo con el presidente Alberto Fernández es “excelente”.

Según trascendidos del diario Perfil, la salida de Manzur se daría “antes de que termine el verano”, aunque fuentes gubernamentales negaron esta noticia.

De hecho, el propio Manzur dijo en declaraciones a Clarín que “la relación con el Presidente es excelente”. “Estoy enteramente dedicado a la gestión como Jefe de Gabinete del gobierno, coordinando y articulando el trabajo con los ministros y mañana como todos los lunes comienzo a la 7 de la mañana mis reuniones de trabajo”, aseguró el domingo por la noche.