sábado, julio 20

Quinto día de protestas en Cuba: cómo siguen las manifestaciones que ya cuentan con mas de 200 desaparecidos y un muerto

0
283
El régimen avanza con un plan de alivio económico y mayores represiones para terminar con las protestas

Cuando Cuba se dirige a la primer semana desde el inicio de las protestas, la tensión política y social no cede en la isla que ha dispuesto un amplio plan con muchas vertientes para intentar frenar las históricas movilizaciones que ya han llevado a la renuncia del viceministro del Interior.

Una de las principales medidas deslegitima su reclamo por el bloqueo económico que ejerce Estados Unidos y que es la razón por las penurias económicas que sufre la isla desde la llegada del castrísmo al poder. En un intento de aliviar los reclamos de los manifestantes, el régimen de Diáz-Canel dispuso “autorizar excepcionalmente y con carácter temporal, la importación por la vía del pasajero, es decir del equipaje acompañante en el viaje, los alimentos, aseos y medicamentos sin limite de valor de importación y libre de pago de aranceles”.

La medida fue anunciada el primer ministro, Manuel Marrero y revela el propio bloqueo que ejercía el Partido Comunista cubano: previo a la entrada en vigor de esta decisión el ingreso de medicamentos y alimentos estaba limitado (10kg en medicamentos) y por encima de esa cifra se aplicaban una batería de impuestos que encarecían el bien.

Facilitar la entrada de bienes de primera necesidad fue uno de los reclamos de las multitudinarias protestas del 11 y 12 de julio en unas 40 ciudades de la isla, que enfrenta una fuerte escasez de comida y medicinas, agravada por la peor crisis económica en tres décadas. Así, dando lugar a esta medida, el régimen cubano busca recuperar mermar las protestas en las calles dando la imagen de que atiende los reclamos de los manifestantes.

“Esto es una medida que estamos tomando hasta el 31 de diciembre, después haremos una valoración”, detalló Marrero en compañía del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

No obstante, las protestas no muestran signos de ceder por lo que el régimen mantiene una férrea represión a las mismas: en el día de ayer la cifra de desaparecidos aumentó hasta 233 y ya se cobró la primera víctima. Se trata de Diubis Tejeda, de 35 años, abatido en Arroyo Naranjo, en la periferia habanera.

A esto se le suma la militarización de las principales ciudades donde se ejercen las manifestaciones, desplegando policías, el ejercito y el temido escuadrón Boinas Negras

Como medidas secundarias para reprimir las manifestaciones, el régimen intentó dejar a la isla incomunicada dando de baja el internet y así evitar que las imágenes de lo que ocurre allí se filtren lo máximo posible. El acceso a Whatsapp, Facebook y Twitter, a través de las tecnologías 3G o 4G, seguía bloqueado, pero se podía entrar de manera inestable a la red. En la calle la gente lograba conectarse intermitentemente. El internet había sido una de las principales herramientas de los cubanos para informar lo que sucedía y, a su vez, para informarse del exterior en un país donde todos los medios de comunicación son controlados por el Gobierno.

A su vez, también cortan el servicio eléctrico de forma imprevista y por largas horas durante la noche para evitar mayores movilizaciones y ganar la oscuridad para poder buscar a manifestantes “casa por casa”.