Rechazo empresario al proyecto que impulsa más intervención estatal y de gremios en el manejo de las compañías

0
193

El Gobierno y la CGT impulsan una medida que impulsa la creación de comisiones mixtas para discutir condiciones en compañías privadas de más de 100 empleados

Tras conocerse el polémico proyecto de Ley de Comités Mixtos de Seguridad, Salud, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos en el Trabajo, impulsado por el presidente, Alberto Fernández, el sector empresario expresó su rechazo bajo la premisa de que el Gobierno y los sindicatos buscan intervenir más en las compañías.

La iniciativa cuenta con el aval de las principales agrupaciones gremiales como la CGT, CTA, UOM, UPC, ATE, entre otros. La misma consiste en la creación de comités mixtos en Seguridad, Salud, Medio Ambiente y prevención de riesgos del trabajo que estarían integrados por representantes de los trabajadores y de las empresas con más de 100 empleados. No tendrían facultades para detener la producción ante algún riesgo pero sí podrán informar a la autoridad de aplicación en el Ministerio de Trabajo.

En una automotriz, relativizaron la medida ya que consideran que en la práctica es algo que se lleva a cabo: “La verdad es que con la comisión interna del Smata nos juntamos dos veces por año para discutir estos temas, por afuera de la paritaria salarial. De modo que, aún suponiendo que el proyecto de ley avance sin obstáculos, creemos que no modificaría gran cosa nuestras prácticas actuales”, dijo a Clarín uno de los directores de la firma.

En el mismo sentido se expresó una compañía grande de alimentos. “Si bien es una excusa más para que el Estado se involucre en empresas de manufactura de alimentos, todos estos puntos -seguridad e higiene- se vienen trabajando hace mucho tiempo de manera interna con empleados y gremios”.

A su vez, consultado por el mismo medio, fuentes del sector supermercadista consideraron que el proyecto oficial es una “via peligrosa” de injerencia para controlar el negocio. “No se justifica porque ya existe legislación que prevé mecanismos de control, por ejemplo en la ley de contrato de trabajo”, explicaron. Por otro lado, la iniciativa apunta a darle mayor poder al aparato sindical como ocurrió en otros tiempos, consideraron las mismas fuentes.