domingo, noviembre 28

Robó 20.000 litros de diésel de los trenes del Ferrocarril Belgrano

0
215

No se sabe cómo lo sustraía, ya que la carga se hace con control satelital. Vendía a 50 pesos el litro. La maniobra contra el Estado tiene más de un año. 

Una jornada movida para la Policía Federal comenzó en la mañana de ayer, cuando el fiscal Federal Ricardo Toranzo ordenó, con anuencia del juez federal en turno, diversos allanamientos en la ciudad de General Güemes, para esclarecer el faltante de casi 20.000 litros de diésel de los depósitos y el dispenser de combustible que utilizan las máquinas del Belgrano Cargas, las que se abastecen justamente en la estación de General Güemes, nudo ferroviario por excelencia de la provincia de Salta.
Decenas de Policías Federales cortaron las calles que dan hacia el ingreso al sector donde cargan de combustible las locomotoras diésel del ferrocarril, y simultáneamente ingresaron raudamente a una vivienda ubicada a pocos metros de la estación de trenes de General Güemes, donde habitaba un empleado de Ferrocarriles Argentinos, sospechado de haber robado, a través de maniobras que se investigan, mas de un millón y medio de pesos solo en los últimos tres meses.
Consultado el fiscal federal Ricardo Toranzos, dijo ayer que la investigación comenzó en noviembre, cuando detectaron que faltaba diésel en los depósitos o tanques de la estación de trenes y derivó ayer en la orden de detención del principal inculpado.
La cantidad del faltante hizo que una comisión especial de investigadores de delitos complejos comenzaran por decantar todas las posibilidades, hasta llegar a la conclusión de que el diésel salía de los depósitos cuando cargaban las locomotoras, en una maniobra aún no esclarecida, dejó entrever el fiscal federal.
En tanto, desde General Güemes se informó que la Policía Federal secuestró del domicilio del empleado una cantidad no precisada de tachos de 200 litros y bidones de 20 y 50 litros que estaban en el interior del domicilio allanado.
Personal de la Policía Federal, llevó a cabo los allanamientos, primero en una vivienda ubicada sobre calle 20 de Febrero al 1000, por supuesto delito de robo de combustible al Ferrocarril Belgrano.

El operativo

El allanamiento dio inicio alrededor de las 7.30 de ayer viernes y se extendió hasta las 13.
Personal de la PFA (Policía Federal Aeroportuaria) cortó la calle 20 de Febrero para poder cumplir con lo ordenado por el juez federal.
Lo que se pudo conocer en forma extraoficial anoche es que un empleado del ferrocarril conocido en General Güemes quedó detenido. Tiene aproximadamente 33 años y se encontraba a cargo el sector de depósito.
Se sabe que el sujeto desde hace al menos dos años se dedicaba a extraer combustible de los depósitos de la empresa del Estado.
El combustible era vendido en forma clandestina a diversos clientes, pequeños y medianos.
El faltante del diésel fue notado en el mes de noviembre por los técnicos que controlaban los depósitos de la empresa estatal.
Allí denunciaron el desfalco y dieron inicio a las investigaciones sobre este robo, las cuales comenzaron en el último mes del año 2020 y culminaron con este allanamiento, que fue sorpresivo para el empleado infiel y para todo el vecindario.
Lo que se pudo ver es que de la vivienda secuestraron tachos de 50 litros y de otros volúmenes, los que fueron trasladados por una camioneta de Trenes Argentinos.
Desde la Policía Federal no brindaron información ni detalles. No se pudo saber qué otros elementos secuestraron, quiénes son los involucrados y cuál era modus operandis del empleado ferroviario, es decir cómo hacía para retirar el combustible robado.
Sin embargo, fuente fidedignas adelantaron que en las próximas horas podrían caer otros implicados, entre ellos los colocadores del combustible en el mercado negro.
La estimación del volumen que robaron de los depósitos es lo que los técnicos de la empresa lograron establecer en el mes de noviembre, porque la maniobra siguió su curso aparentemente.
Lo que también se puede inferir es que el sospechoso no habría actuado solo. Las investigaciones van a continuar y es posible que haya otros allanamientos y más detenciones.
Sí se logró establecer que el precio de venta era de 50 pesos el litro y que el sujeto acusado había elevado su nivel de vida de una manera que no se cooresponde con sus ingresos como empleado.
 

La investigación sigue adelante

El fiscal Ricardo Toranzos dijo a El Tribuno que la investigación empezó en noviembre-2020 y que se estima la sustracción de un total aproximado de 19.800 litros de combustible diésel. 
Dijo que se estableció que vendían a 50 pesos el litro y que su precio actual es de mas de 79 pesos. El perjuicio al Estado oscilaría en 1.568.160 de pesos, según lo que se estableció en el último tramo de la investigación llevada a cabo por un equipo especial de la Policía Federal bajo la dirección del área de Delitos Complejos a cargo de Toranzo. Además -se informó- asistieron el auxiliar fiscal Facundo Mirabella y el investigador Pablo Carraro.