Rotisería Los Kirchner: hoy Canelones Bolivarianos

0
367

Humor político. Nota extraída de Clarín por Alejandro Borensztein. De la confusión entre boludo y pelotudo al los ingredientes del nuevo menú: pancho de cancha picadito mezclado con pan rayado. Que del reparto se encargue Desarrollo Social.

El presidente Alberto Fernandez y el gobernador de Formosa Gildo Insfran, abrazados y sin barbijo.

30/05/2020 –

Antes que nada me gustaría plantear un dilema científico de muy difícil solución: ¿Qué diferencia hay entre un Boludo y un Pelotudo? ¿Son dos virus diferentes o es el mismo? Si es el mismo, ¿muta de acuerdo al huésped transformándolo en un Boludo o en un Pelotudo según el caso, o simplemente es la misma afección con distinto nombre? Ni el Johns Hopkins Coronavirus Resource Center ha podido clarificar hasta el momento la confusión entre Boludos y Pelotudos.

Esto viene a cuento porque, mientras nosotros seguimos organizando desde esta página el campeonato para consagrar al Pelotudo del Año, hoy vuelve a la televisión Jorge Lanata​ y ya anunció que lanza un nuevo concurso: El Boludo del Año.

Tremendo problema. Si la ciencia no ha podido resolver la diferencia entre un Boludo y un Pelotudo, ¿cómo hacemos ahora para que los participantes sepan en cual de los concursos tienen que anotarse? ¿Consultamos a la Organización Mundial de la Salud? ¿Define el Dr. Pedro Cahn? ¿Anunciarán un protocolo de participación en el próximo show de Fernández, Larreta & Kicillof?

Tampoco podemos dejar la decisión en manos de los competidores. No vamos a pretender que un tipo que se autopercibe como un Boludo sea capaz de explicar que diferencia cree tener con un Pelotudo.

Por otra parte, la primera nota sobre el torneo de Pelotudos publicada en esta página acumuló exactamente 2.066.629 lectores en Clarin.com medidos desde su publicación en marzo hasta el domingo pasado, según el reporte semanal de Inteligencia Comercial de Contenidos. Posta. Eso equivale a 20 puntos de rating, sin contar los lectores del diario en papel y los posteos en redes sociales. Pregunta: ¿El rating que obtenga hoy Lanata se suma a los 20 puntos que ya tuvo esta página con el concurso de Pelotudos o por tratarse de un concurso de Boludos se computa aparte?

Como si no tuviéramos suficientes problemas con la pandemia, con el default y con las triquiñuelas que inventan para hacer zafar a Cristina, ahora aparece esta complicación que dificulta el campeonato y hace más difícil entretener a la sociedad durante la cuarentena. Ya lo resolveremos.

De todos modos, desde acá le deseamos a Lanata que tenga mucho éxito y ojalá esta noche tenga tanto rating con su concurso como tuvimos nosotros con el nuestro. Con 20 puntitos empatás, George. Beso.

Dicho esto vamos al cuentito del domingo.

Rotisería “Los Kirchner”: hoy Canelones Bolivarianos.

“No te preocupes, Quique. Yo también escuché al presidente Fernández cuando el jueves dijo que quedarse con acciones de las empresas a cambio de la ayuda en el pago de los sueldos es una idea loca. Vos dejá que el tipo diga lo que quiera. Ya a va ir Cristina a Olivos, se van a encerrar tres horas y cuando termine la reunión Alberto va a salir con un barbijo estampado con la cara de Chávez y el cancionero de Daniel Viglietti bajo el brazo. Haceme caso a mi que soy Tito, tu cuñado del alma, y sigamos adelante con nuestro plan: esta vez no hay que resistirse, hay que asociarse. Que vengan, que se queden con la mitad de la rotisería y nos hacemos ricos con ellos. Como Lázaro, como Rudy Ulloa o como Cristóbal. ¡Aprendamos de la historia, Quique!

Olvidate de la República. Tirá ese libro de Graciela Fernández Meijide que tenés dedicado por ella y bajá el cuadro del Juicio a las Juntas que pusiste en la cocina. Sacá la foto de Alfonsín que tenés en la mesita de luz y poné la de Gildo Insfrán ¿No lo viste a Alberto en Formosa? Se abrazó con Gildo, intercambiaron virus y nos contó a todos que el tipo es el modelo a seguir. ¡¡Lleva 33 años en el poder y cada vez tiene más pobres, más empleados públicos y más pueblos originarios molidos a palos!! ¿Entendés Quique?? Es Stroessner con barba candado. Pero a ellos les gusta así. Les gusta quedarse para siempre. Y vos todavía me seguís insistiendo con que cambiemos el aceite de la freidora. ¡Olvidate Quique! Vamos a usar el mismo aceite hasta que las milanesas salgan negras!! Lo vamos a llamar aceite Insfrán y chau!!

¿No lo escuchaste a Mariotto? Dijo que para después de la pandemia imagina “una Argentina bien peronista”. O sea, Mariotto dijo que hay que peronizar el país. ¡Dejate peronizar, boludo! Pensemos en el billete, Quique. ¿Te acordás de La Rosadita? Solo veían gente contando plata. Eso quiero, que nos vean contando plata. Con esa maravilla de maquinita que cuenta a toda velocidad. ¡¡Como ellos, con el whisky en la mano!!

Esta vez se nos tiene que dar. Entramos en el momento justo. Un poco antes, hubiéramos tenido que llevarles las viandas a la cárcel. En cambio ahora ya están todos cómodos en el country o en Puerto Madero. Llegamos ahora que es cuando se empiezan a armar los negocios. El kirchnerismo es como el Telar de la Abundancia, ganan los que entran primero.

¡Cambiemos todo! Cambiemos esa receta argentina del Postre Chajá que hacía tu tía de Tacuarembó. En lugar de Almendra, Vainilla y Durazno, ahora lo hacemos con tres capas de Amareto, Americana y Ananá. Es el Budincito Triple A. Y si quieren se lo decoramos con una muñequita de Isabel y se la mandamos con una velita para los cumpleaños. ¡¡Vamos a darles todos los gustos! No sufras más, Quique. Es mucho mejor estar una vez del lado de los que ganan que estar siempre del lado de los que pierden.

¡Hagamos todo como ellos, Quique!! No cerremos nunca más para fumigar. Si ellos son nuestros socios pidámosles que arreglen con los muchachos de Bromatología para que vengan una vez por año y podamos decir que en esta rotisería sólo encontramos una cucaracha por año. Es la misma lógica que usan para los testeos. Si Bromatología viniera todos los días tendríamos el record de 365 cucarachas por año.

¡Son vivos Quique!! Ellos hablan para la gilada, pero te guiñan el ojo y te invitan a la fiesta. ¡¡Ponete el traje y vamos!! Avivate. Se llenan la boca con la salud pública pero en cuanto se resfrían van al Otamendi. Dicen que hay que ahorrar en pesos pero cada vez que los agarran tienen dólares: los bolsos de López, la caja de seguridad de Cristina, La Rosadita. Todo verde.

Hoy se me ocurrió una idea: hagamos el canelón bolivariano y nos llenamos de guita. Le ponemos pancho de cancha picadito mezclado con pan rayado, decimos que son canelones de pavita orgánica y arreglamos con Desarrollo Social para que los reparta.

¡Te lo pido de rodillas Quique! No perdamos esta oportunidad. No quiero más ser clase media baja. Quiero country, quiero Puerto Madero, quiero avión sanitario de gobierno provincial para pasear con los pibes por todo el país. O para ir a Río de Janeiro. Ya lo dijo Mariotto, “terminemos con la moderación”. Tiene razón, por ser moderados hace diez años que no cambiamos el Corsa.

Mirame bien a los ojos, Quique: no seamos ni Pelotudos ni Boludos, ya lo fuimos mucho tiempo. Llegó la hora de la liberación. Para afuera digamos que es con todos. Vos y yo sabemos que es para nosotros. Basta Quique, te lo pido por Dios. No me quiero morir sin manejar un Audi».