Rumores y entretelones del encuentro entre Rosatti y jueces de la Cámara de Casación

0
88

La reunión se dio en la segunda semana de marzo y fue coordinada por Alejandro Slokar, presidente de la Cámara de Casación y ex secretario de Rosatti durante su período como funcionario de Néstor Kirchner; rumores y críticas entre jueces y fiscales de Comodoro Py

El pasado martes 8 de marzo, el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, se acercó a los tribunales de Comodoro Py para mantener un encuentro con los integrantes de la Cámara Federal de Casación. En lo formal, se comunicó que el encuentro tuvo como finalidad otorgar mayor celeridad a los juicios, fundamentalmente a los procesos por crímenes de lesa humanidad.

Sin embargo, los comentarios que corrieron en los pasillos de Comodoro Py tras la reunión no se hicieron esperar y los coletazos del encuentro siguen impactando.

Quien ofició de armador del encuentro fue Alejandro Slokar, actual presidente de la Cámara Federal de Casación y otrora secretario de Rosatti cuando este último se desempeñaba como ministro de Justicia de Néstor Kirchner. Dos meses después de la llegada de Rosatti a la presidencia de la Corte, Slokar se quedó con la presidencia de la Cámara Federal de Casación.

“El vínculo que lo une a Slokar lo ayudó a Rosatti a frenar alguna que otra causa que lo complicaba”, recordó ante NEXOFIN uno de los presentes en el encuentro, mencionando de manera lateral la causa por presunto enriquecimiento ilícito que el actual presidente de la Corte logró cerrar en los tribunales de Casación, tras recibir varios rechazos a sus pedidos en la Justicia de Santa Fe y en la Cámara Federal de Rosario.

Otras voces en Comodoro Py explican de manera más concreta la razón por la cual Rosatti logró un fallo favorable de la Cámara Federal de Casación, que ordenó apartar al juez federal de Santa Fe Reinaldo Rodríguez por “temor de parcialidad”. “Hubo contratos cruzados como moneda de cambio”, deslizó una fuente de Comodoro Py, que apuntó no sólo a Slokar, sino también a algunos integrantes de la Sala I de la Cámara Federal de Casación.

“Es el único caso en la historia en el que un juez de la Corte recusa y aparta a un colega que lo estaba investigando”, acotó la misma fuente.

El cortesano “autovotista”

Tras el encuentro del pasado 8 de marzo, dos jueces que asistieron al encuentro se refirieron a Rosatti como el “autovotista”. Así lo confirmó a NEXOFIN un testigo que estuvo en ese encuentro casual entre los magistrados.

El mote surge por el comportamiento que mostró Rosatti al momento de quedarse con la presidencia de la Corte, a la que llegó tras votarse a sí mismo en la elección cortesana de septiembre pasado. “Esto no ocurría desde la época de Nazareno”, recordó una fuente de Comodoro Py, al explicar el apodo interno que le endilgaron entre algunos magistrados federales.

En diciembre del 2021, Rosatti volvió a votarse a sí mismo para presidir el Consejo de la Magistratura, tras rechazar la reforma del Consejo impulsada en 2006 por la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner. “Al rechazar la reforma, puede pedir la presidencia cuando quiera, ya que antes de la reforma el que presidía el órgano era el titular de la Corte”, explicó un magistrado federal ante la consulta de este medio.

Pero no sólo estas actitudes motivaron el peyorativo apodo de “autovotista”. En el marco del escándalo por las contrataciones irregulares en la Obra Social del Poder Judicial y que salpican a Juan Carlos Maqueda, Rosatti logró imponer a un hombre de su confianza al frente de la entidad. Se trata de Mariano Althabe, quien se votó a sí mismo en el directorio para pasar a ser quien controle los fondos de la manchada obra social.