sábado, mayo 25

Sandra Arroyo Salgado acusó a los diputados Massot y Monzó por tráfico de influencias

0
108

La jueza recordó que los legisladores están involucrados en una causa por “beneficiar a los empresarios” de una clínica durante la pandemia.

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado denunció el presunto tráfico de influencias por parte de los diputados Nicolás Massot y Emilio Monzó en favor de empresarios relacionados con una clínica privada de Vicente López acusada de incumplir normativas sanitarias durante la pandemia. Esta causa se inició tras la muerte de una jubilada por COVID-19 en dicho centro de salud. Arroyo Salgado lamentó que la Justicia parezca hacer “caso omiso de estas acciones”.

Según Arroyo Salgado, los diputados Massot y Monzó habrían intervenido en la causa para beneficiar a los empresarios, lo que constituiría un caso de corrupción y tráfico de influencias. La investigación reveló que los acusados buscaron mejorar su situación aprovechando contactos políticos y familiares. Otros dirigentes políticos como Waldo Wolff y Axel Kicillof también fueron mencionados en la causa.

Sandra Arroyo Salgado

Massot y Monzó admitieron haber tenido conversaciones con los empresarios, pero negaron haber ejercido influencia en el caso. Monzó, por ejemplo, explicó que habló con el director médico de la clínica debido a la relación familiar que tenía con él. Por su parte, Wolff reconoció haber sido contactado por los empresarios, pero aseguró que no hizo gestiones en su favor. Kicillof, en cambio, negó haber tenido cualquier tipo de intervención en el asunto.

La jueza Arroyo Salgado insistió en la necesidad de que los funcionarios públicos se dediquen exclusivamente a la función pública. “Es momento de que se hable de lo que hay que hablar, y de que los funcionarios que deciden dedicarse a la función pública se dediquen a la función pública, y no a hacer negocios privados y obtener beneficios utilizando un cargo del Estado” expresó la jueza.